REPORTAJE

Nostálgicos en la era Google Maps

Detrás de tres de las tiendas de recuerdos ourensanos más antiguas de la ciudad hay tres guías turísticos extraoficiales, situados estratégicamente para un puesto que llevan "con orgullo" y que no se paga. 

María Teresa Domínguez Ordax.
María Teresa Domínguez Ordax.
Nostálgicos en la era Google Maps

Cuando María Teresa Domínguez Ordax llegó con sus "santiños" a la Plaza de Santa Eufemia, con tan solo 17 años, no podía tan siquiera imaginar que al lado de su tienda de recuerdos religiosos y figuras "marca Ourense" terminarían instalando un "Compro Oro", ni que su "Alemana"–el rincón desde donde ve el mundo–, vendería "souvenirs", un anglicismo de esos que quieren aclarar lo que un idioma ya tiene. En todo este tiempo –"no te digo cuantos años"–, hay algo que no ha cambiado: es una de las guías turísticas "extraoficiales" de la ciudad, un trabajo que no se paga y con el que está encantada. "¿Harta? No, a mí me gusta informar a la gente y que vean las cosas más importantes de la ciudad. Hay que hacer mucha propaganda de lo que tenemos. Les digo que vayan a ver la Catedral, que es una de las mejores de Europa", cuenta.

Más arriba, en la rúa Juan de Austria, es raro encontrarse "Novedades Las Acacias" cerrado. José Manuel Blanco abre todos los días, desde hace 18 años, la tienda de recuerdos que heredó de sus padres. "Siempre", le llama al horario, tardando unos segundos en darse cuenta de que los domingos por la tarde toca descanso. El título de oficina de turismo improvisada le convence: "Es un orgullo para mí hacer de guía para los visitantes, tenemos que presumir de lo que tenemos porque mucha gente no sabe ni lo que hay. Ourense está mal promocionado".

Ya en la Plaza Mayor, las personas con diversidad funcional de la asociación Aixiña llevan 21 años creando artesanía con emblemas ourensanos que se venden en su "Tenda Artesana", donde atiende Ana María Fernández desde el 2001. Con una sonrisa, espera al turista que aún se deja ayudar en tiempos de Google Maps y recomendaciones online. La "Alemana" de María Teresa Domínguez Ordax ni siquiera existe para el buscador tecnológico. Pero su radar nunca falla. 

“La gente ahora pregunta por los bares. ¡Vayan a ver la Catedral!"

Cuando sus amigas salían por la noche en la calle del Paseo, María Teresa Domínguez Ordax se iba a la Academia "Bóveda", en la Alameda do Cruceiro, a aprender contabilidad. "Para saber algo, llevar las cuentas y sacar a la familia adelante", explica desde su tienda de recuerdos, "Alemana", situada en la plaza de Santa Eufemia desde hace "muchos, muchos años". Las figuras de santos– "santiños" para ella–, ocupan gran parte del pequeño local en el que los turistas pueden llevarse mucho más que un imán o un llavero del afilador. "Tres cosas hay en Ourense que no las hay en España: el Santo Cristo, el Puente Romano, y las Burgas hirviendo agua", repite la mujer, que cada día aconseja desde su tienda al visitante sobre lo bonito de la ciudad de Ourense. "Hay que hacer mucha propaganda de lo que tenemos en Ourense. La gente parece que ya solo pregunta por los bares. "¡Id a la Catedral"!, les digo". Le apena que los visitantes ya no se lleven tantas figuras de santos: "Y eso que por aquí ha pasado  mucha gente. Doy gracias a Dios. El trabajo es salud". 

Ourense. Casco Vello (28/07/2018). Reportaje sobre tiendas de Souvenirs en OurenseJosé Manuel Blanco (Acacias)

“Hacer de guía turístico es un orgullo, no me cansaré nunca"

Una de las tiendas más cercana a la Catedral es la de José Ramón Blanco, brasileño de padres emigrantes. Ellos le dejaron el negocio hace dos décadas y Blanco se adaptó a un horario intensivo, el requerido por los turistas que quieren llevarse una postal o una figura de las termas en su visita a la ciudad. Pero también ayuda. "Uno no se cansa de hacer de guía turístico, es un orgullo. Ya quisieran otras regiones nuestra riqueza". 

La artesanía que vende Ourense: afiador, Puente Romano y Burgas

Las versiones artesanas del Puente Romano que realiza el colectivo de Aixiña cuidan hasta el mínimo detalle. "Tienen hasta el musgo", señala Ana María Fernández, desde la Tenda Artesana de la Plaza Mayor que vende los recuerdos que llevan la marca Ourense por el mundo. "Las Burgas, el afiador y los puentes son los tres motivos principales. También por los que pregunta el turista", explica.