TRIBUNALES

Un ourensano le pegó en un ojo al conductor que le rozó el coche levemente

La víctima fue declarada en situación de incapacidad permanente absoluta por parte de la Seguridad Social, en parte debido a los hechos denunciados

 

Un ourensano le pegó en un ojo al conductor que le rozó el coche levemente

El Juzgado de lo Penal 2 de Ourense condenó a Roberto G.F.R. a un año de prisión y 14.000 euros de indemnización por propinar un fuerte puñetazo  en el ojo izquierdo al conductor que maniobraba delante de su coche en la calle Álvaro Cunqueiro y que colisionó levemente con el suyo al intentar salir del aparcamiento. El acusado instó al denunciante a bajar la ventanilla para a continuación pegarle. El lesionado sufrió un traumatismo en el ojo, con úlcera corneal y fractura del suelo orbitario. Para su curación, precisó tratamiento médico para la fractura, restándole una alteración del iris y déficit de agudeza visual. Posteriormente, la víctima fue declarada en situación de incapacidad permanente absoluta por parte de la Seguridad Social, en parte debido a los hechos denunciados.

El inculpado, que negó los hechos, fue reconocido en el juicio por el conductor lesionado "sin duda alguna", tal como recoge la sentencia condenatoria. Este último, además, anotó la matrícula del vehículo al que se había sufrido el agresor. Esto permitió a la Policía Nacional identificar al acusado, además de las grabaciones proporcionadas por la cafetería próxima en la que antes había estado.

El juez tiene en cuenta "el contundente y persistente testimonio prestado por la víctima en el juicio oral, acto en el que ratificó el reconocimiento que ya había llevado a cabo en sede judicial.