SUCESO

Rescatan con vida a una joven que cayó a las aguas del Miño

Policía Nacional y testigos mantienen versiones contrapuestas de cómo se salvó a la mujer

Rescatan con vida a una joven que cayó a las aguas del Miño

Una joven, de 25 años, fue rescatada con vida en la noche de ayer después de caerse al cauce del Miño desde la pasarela de acceso al centro Ponte Vella. Fue trasladada al CHUO con una muñeca rota. A partir de aquí, el relato del rescate tiene dos versiones.

Mientras la Policía Nacional señala que fue una agente del cuerpo la que localizó a la joven y la sacó del agua ayudada por varios compañeros, Ángel Diéguez, que en esos momentos estaba corriendo por la zona, mantiene otra versión: "La encontré en el agua, chapoteando. Otra persona que corría a mi lado, a la que yo no conocía, se tiró al agua y la sacó. La joven, que parecía desorientada, echó a correr, la  seguimos corriendo. Pero al vernos, se asustaba, se mostraba muy errática. En un momento dado la perdimos entre los matorrales cercanos a la carretera de Monforte". El relato de Diéguez continúa: "Llegó la Policía, y empezó a buscarla en el agua. Yo les avisé de que ya no estaba allí, pero no me hacían caso... al final, después de un rato de búsqueda, vimos un reguero de agua... la encontramos. Y estuvimos esperando con ella hasta que llegó la ambulancia, que tardó muchísimo".

Los hechos arrancaron sobre las 21,00 horas. La joven se subió a la barandilla de la pasarela, de espaldas. Una viandante se la encontró: "Le avisé de que ahí no hay superficie de agarre. Pero me respondió: 'No me voy a caer'. Di dos pasos, me di la vuelta y ya no estaba". Ahí arrancó una historia que fuentes policiales catalogan como un intento de suicidio por motivos sentimentales. Diéguez, más prosaico, apunta que a la joven no se le veía en las mejores condiciones.