LUCHA ANTITERRORISTA

Vigilan a un musulmán en Ourense tras detectar vínculos con la yihad

Está monitorizado después de que fuese rechazado por los fieles de la mezquita de A Carballeira

Una foto para el recuerdo en las escaleras de la praza de San Martiño.
Una foto para el recuerdo en las escaleras de la praza de San Martiño.
Vigilan a un musulmán en Ourense tras detectar vínculos con la yihad

La Policía Nacional lleva meses siguiendo los movimientos de un musulmán asentado en la ciudad ante la sospecha de que tiene vínculos con el Estado Islámico y la yihad. Los agentes comenzaron a seguir sus pasos desde que fue rechazo por vecinos de su misma religión como imán de la mezquita del barrio de A Carballeira.

La investigación que están llevando a cabo los policías se pudo conocer ayer durante la celebración de los Ángeles Custodios, patronos del Cuerpo Nacional de la Policía, después de que el comisario, Antonio Álvarez Valencia, destacara durante su intervención en el acto el trabajo que realiza la Brigada Provincial de Información, labor que tachó de "impecable", tanto a la hora de detectar una posible amenaza terrorista de carácter yihadista como a "lobos solitarios".

El eximán también fue vigilado hace un tiempo por los servicios policiales de información de la Comisaría de Valencia, donde al parecer residió algún tiempo.

Antonio Álvarez Valencia declinó ayer hablar abiertamente sobre la investigación, aunque reconoció que el musulmán investigado está perfectamente controlado. A su entender, en el tema del terrorismo islamista no se puede bajar la guardia "porque mañana nos puede salir una persona radicalizada que no teníamos controlada. Con las posibilidades que ofrece internet nos podemos enfrentar a una sorpresa cualquier momento", afirmó.

Los agentes de la Brigada de Información siguieron a más personas ante la sospecha de que también podría estar vinculadas al Estado Islámico, pero las pesquisas no dieron resultado. Los policías no encontraron nexos de conexión con otros yihadistas o personas que ya estaban radicalizadas, que podrían estar captando a jóvenes, sobre todo musulmanes, a través de la red, dentro de la provincia.