CONSEJOS - INCENDIOS

Qué hacer ante un incendio forestal, cómo evitarlo y cómo proteger una vivienda

Este tipo de desastres medioambientales pueden evitarse siguiendo una serie de consejos que ofrece Protección Civil 

Uno de los incendios que asoló la provincia el pasado año.
Uno de los incendios que asoló la provincia el pasado año.
Qué hacer ante un incendio forestal, cómo evitarlo y cómo proteger una vivienda

Con la llegada del calor el riesgo de que se declaren incendios forestales aumenta. Este tipo de desastres medioambientales pueden evitarse siguiendo una serie de consejos que ofrece Protección Civil y que no solo sirven para poder prevenir una catástrofe sino que también aconsejan sobre cómo actuar ante las llamas y cómo proteger las casas de aquellos que vivan en zonas cercanas a posibles zonas de riesgo.


¿CÓMO PUEDO PREVENIR UN INCENDIO?


Debemos tener en cuenta los siguiente consejos para prevenir un incendio forestal que "tienden a olvidarse con frecuencia" según Protección Civil. Estos consejos habrá que cumplirlos especialmente si las temperaturas son elevadas, hay sequía o sopla viento.

- No encender ningún tipo de hoguera. Esta acción está prohibida por ley en cada comunidad autónoma y solo queda autorizado en zonas determinadas y en épocas en las que el riesgo disminuye y que establece cada organismo de cada región. En caso de tener la autorización, Protección Civil recomienda asegurarse y tener especial cuidado al apagar el fuego.

- No debemos dejar hogueras ni lámparas encendidas o desatendidas.

- Si encendemos cerillas o cigarrillos, debemos asegurarnos de apagarlos bien y en ningún caso tirarlos por la ventanilla del coche.

- No dejaremos abandonados objetos de cristal o basuras ya que también pueden favorecer o incluso provocar un incendio.


¿QUÉ DEBO HACER SI ME ENCUENTRO PRÓXIMO A UN INCENDIO?


- Llamar al 112 o a las autoridades del lugar donde me encuentre (Policía Local, Guardia Civil...) y seguir sus indicaciones

- Si se trata de un fuego pequeño, intentar apagarlo con agua, tierra o ramas. Si conseguimos sofocarlo, debemos tapar las brasas y limpiar las ramas de alrededor.

- Si el fuego es de mayores dimensiones, alejarse en dirección contraria y respirar por la nariz cubriéndola con un trapo mojado si es posible.

- Debemos huir siempre cuesta abajo ya que el fuego sube ladera arriba.

- No debemos intentar cruzar las llamas, y en caso de que no haya salida, cruzaremos por donde el frente sea más débil.

- Si nuestra ropa arde, debemos tumbarnos en el suelo y rodar, nunca correr. Cubrirnos con una manta nos ayudará ya que apagará el fuego por falta de aire.


¿PUEDO AYUDAR EN LAS LABORES DE EXTINCIÓN?


Sí, pero deberemos ponernos en contacto con profesionales como bomberos, que nos asignarán tareas y nos darán indicaciones. Ante un gran incendio, Protección Civil no recomienda que actuemos por nuestra cuenta ya que nos podemos poner en peligro y complicar las labores de extinción.

Además de seguir las instrucciones de los profesionales debemos tener en cuenta que en ningún caso debemos arrojar agua a los cables eléctricos y si observamos que se va a lanzar agua desde el aire, debemos evitar que nos alcance la descarga.


VIVO EN EL CAMPO ¿CÓMO PUEDO PROTEGER MI CASA?


- Si vivimos en una casa en el campo o en una urbanización con jardín, el cuidado de éste es clave para evitar la propagación de las llamas y por ello se recomienda evitar la acumulación de vegetación seca y basuras y limpiar los caminos de hierba o maleza.

- Los tejados, al igual que las fachadas, deberán ser de material resistente al fuego y tienen que estar limpios evitando la acumulación de hojas o ramas.

- Es conveniente separar la casa del monte con un área cortafuegos de 25 metros de anchura sin vegetación (puede ser un camino o una carretera) y se recomienda podar y limpiar la zona forestal próxima.

- Protección Civil aconseja, en caso de vivir en una Comunidad de Vecinos, la elaboración de un plan de defensa de incendios forestales.


¿CÓMO PUEDO QUEMAR RASTROJOS SIN OCASIONAR PROBLEMAS?


- Antes de quemar rastrojos o restos vegetales, tenemos que solicitar la autorización necesaria a la administración correspondiente de nuestra comunidad autónoma.

- No se puede realizar esta actividad en días de fuerte viento o durante períodos de sequía.

- Debemos vigilar la quema y no abandonaremos el lugar hasta estar seguros de que está completamente apagada.