SOCIEDAD

Madrid "gritará" al mundo su "Orgullo"

La manifestación, con 60 pancartas y 52 carrozas, será el eje de la celebración internacional del Orgullo Gay, en Madrid

Fotografías que forman parte de la exposición "Subversivas: 40 años de activismo LGTB en España".
Fotografías que forman parte de la exposición "Subversivas: 40 años de activismo LGTB en España".
Madrid "gritará" al mundo su "Orgullo"

Madrid reivindicará los derechos LGTBI en el mundo y muy especialmente los de los transexuales, que no son enfermos, según quieren subrayar, a través las pancartas que encabezarán la marcha del 1 de julio del Orgullo Mundial (World Pride).

La manifestación, con 60 pancartas y 52 carrozas, será el eje de la celebración internacional del Orgullo Gay, en Madrid, del 23 de junio al 2 de julio. Partirá de la glorieta Carlos V a las 17.00 horas hasta la plaza de Colón y será "política" y "reivindicativa", aunque desde "lo festivo y lo lúdico", según han anunciado los organizadores del evento, presentado hoy en la capital.

Según las estimaciones de los organizadores, entre 1 o 2 millones de asistentes "gritarán" estas reivindicaciones en la marcha del 1 de julio del Orgullo, que no solo es gay, sino LGTBI.

Por ello reivindicará a las grandes "olvidadas", las personas "trans", cuya dignidad "está siendo vulnerada continuamente al ser consideradas personas enfermas", según ha denunciado Jesús Generelo, presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). El año que viene se revisarán los manuales de Psiquiatría, ha recordado.

En la cabecera de la marcha, además de líderes políticos y sindicales, habrá representantes del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y se reivindicará el derecho de asilo.

"Vamos a abrir el abanico (...) en el campo de la participación porque los derechos LGTBI son transversales", han explicado.

Al término de la manifestación, los asistentes serán recibidos por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y por un representante de la Comunidad. "Lo adecuado", para el presidente de Cogam, el colectivo LGTB de Madrid, es que sea la presidenta, Cristina Cifuentes.

El Orgullo no tendrá pregonero este año, sino pregoneros, en plural, pues subirán varios portavoces al escenario de la plaza Zerolo el 28 de junio a partir de las 20.00. Repetirán algunos y habrá novedades, aún por desvelar y desveladas, como Alejandro Amenábar, Cayetana Guillén Cuervo, Boris Izaguirre, Pepón Nieto y Topacio Fresh.

Bajo el lema "Viva la vida", la capital celebrará un Orgullo que coincide con los 40 años de lucha LGTBI en España, los 25 de la FELGTB y las dos décadas de una tradición: la carrera de tacones, que el 29 de junio recorrerá la calle Pelayo en el madrileño barrio de Chueca.

Junto con la programación de 250 artistas en cinco escenarios, Madrid albergará una conferencia mundial sobre los derechos LGTBI y otra sobre el VIH, que pretende actualizar la Declaración de Denver, de la que se cumplen 34 años.

La parte lúdica correrá a cargo de nombres como Fangoria, Marta Sánchez, OBK, Olé Olé, Azúcar Moreno, Conchita Wurst, Nancys Rubia, C. Tangana, Rosa López o los ritmos de carnaval de Carlinhos Brown desde los escenarios de Sol, la Puerta de Alcalá, la plaza de Zerolo, la plaza del Rey y la de Colón.

Además, la ciudad estará "engalanada" para la ocasión con banderas arco iris, como la compuesta por 100.000 lazos que colgará del Palacio de Cibeles, sede del Consistorio.

Para los organizadores, es un "salto increíble" el dado en tres años, en los que se ha pasado a tener "compañeros de viaje" en las instituciones madrileñas.

Un compromiso que en la "nueva Comunidad de Madrid" trascenderá al Orgullo Mundial, según ha asegurado el director de Cultura y Turismo autonómico, Jaime de los Santos, que ha admitido que "tres millones de personas van a suponer condensación y cierta problemática para moverse".

Berta Cao, comisionada del Ayuntamiento, ha agradecido los esfuerzos del Consorcio de Transportes para dar servicio 24 horas de Metro el día 1 y reforzar la EMT y el servicio de Cercanías.

Los organizadores ofrecerán servicio de mediación jurídica y una oficina de atención al visitante, mientras que la Comunidad reforzará sus servicios de atención sanitaria