LIGA EBA

Alberto Gómez, técnico del COB B: "Este equipo siempre compitió”

El técnico del filial del Club Ourense Baloncesto, Alberto Gómez, hace balance de una temporada atípica en la que firmaron un excelente fin de curso

Alberto Gómez, entrenador del COB B, en la cancha central del Pazo Paco Paz.
Alberto Gómez, entrenador del COB B, en la cancha central del Pazo Paco Paz.
Alberto Gómez, técnico del COB B: "Este equipo siempre compitió”

La temporada para el filial del Club Ourense Baloncesto ha llegado a su fin. Con más apuros de los esperados y en una campaña marcada por los imprevistos, el conjunto que entrena Alberto Gómez, seguirá, si nada se tuerce (y asciende uno de los equipos de la competición a LEB Plata), en la Liga EBA.

Después de un año tremendamente complicado, ¿cuál es el balance que hace de la campaña que realizaron? 

Creo que es para estar satisfecho porque el trabajo, la actitud y el esfuerzo del equipo ha sido bueno. Es muy importante para un equipo tan joven, que hayan demostrado una ética de trabajo tan grande. Además, lo que han conseguido esta temporada le servirá para el resto de su carrera. Quiero recordar que después de empezar con un 0-5, con todo nuevo, entrenador y jugadores, luego fuimos capaces de hacer un balance 14-9, rindiendo a muy buen nivel y dejando a 13 equipos por detrás.

Hace un mes decía que había que morder y entender que el equipo podía lograr la permanencia, ¿qué cambió en el equipo en esos días? 

El grupo pasó tres o cuatro momentos muy delicados durante el año y siempre fue capaz de salir adelante. Este equipo supo competir siempre y nunca le tuvieron miedo al rival. Tuvieron que pelear mucho durante toda la temporada, como si fuese por un ascenso y eso tiene mucho mérito.

¿Esas tres victorias finales dejan un buen sabor de boca? 

Sí, porque el equipo estaba en una situación muy delicada. Ganó a equipos muy complicados y tuvo fases de juego muy buenas sin tener un poder de anotación grande. Fuimos siempre un equipo incómodo para todos los equipos de la liga, es lo que más me satisface.

Ha visto entonces una evolución clara en el equipo. 

Sí, a nivel competitivo sí. Terminamos defendiendo a muy buen nivel. Me queda en el debe que hubiésemos atacado mejor y que tuviésemos un juego más vistoso. Son cosas que tendremos que mejorar.

Especialmente por un año tan complicado, por los fichajes, las salidas de Arriaga y Colado... 

Sí, está claro. Xabi (Arriaga) iba a ser un referente en el club y en el momento que se fue supuso un problema para el equipo, porque perdió un eje. El resto de jugadores ya no fue tan trascendental. Creo que en esa adversidad el equipo supo competir y adaptarse a las circunstancias. No solo Cristian, Dani o Pablo, que es lo que tenían que hacer porque son los que más juegan sino los jugadores menos importantes, porque cuando fueron necesarios aportaron lo que se les pedía. Sinceramente creo que todas esas circunstancias han servido para que otros jugadores creciesen y lográsemos el objetivo.

Termina la temporada, ¿qué sabe de su futuro? 

Primero antes de hablar de futuro hay que esperar a que ascienda un equipo a LEB Plata, porque ahora mismo estamos descendidos. Ahora hay que dejar pasar todo, que se calme la situación y hacer un análisis de la situación. Tenemos que valorar lo que hemos hecho, lo bueno... lo malo y lo que no se puede permitir y el club también.

Pero considera que es necesario un equipo como el EBA para el COB, ¿no? 

Sí claro, tenemos la suerte de tener un equipo en LEB Oro del que podrían nutrirse jugadores, pero hay que ver en qué forma. Ahora mismo hay un campeonato de España júnior en el que veremos a nuestros chicos y es un excelente escaparate, es en lo que tenemos que pensar.

Una vez consolidado el equipo, tras cuatro temporadas en la competición, sería ilógico dejar desaparecer este equipo, ¿no?

Después de cuatro años en la categoría sería interesante que el COB se convirtiese en un referente para los jugadores jóvenes de Galicia y traer a nuevos valores. Está Obradoiro y Estudiantes y me gustaría que también hubiese hueco para nosotros.

¿Nos falta ese efecto llamada que tienen otros equipos? 

La verdad es que no lo sé. Creo que es mejor centrarnos en lo que tenemos y en lo que hemos conseguido. El COB B lleva cuatro años en Liga EBA y no es fácil llegar hasta este punto. Es verdad que este año estuvimos al límite pero descendieron el 43% de equipos de la categoría, eso le da más valor a lo que han conseguido los chicos. Por eso creo que tenemos hacer ver a los jugadores que podemos ser un buen lugar para estar, porque ahora sí que se puede ofrecer algo bueno para su futuro.

A nivel personal,¿ha sido su año más duro en el banquillo? 

Duros son todos, pero este año fue especialmente intenso hasta navidades. Hubo jornadas entre semana que nos hicieron mucho daño. Nuestro equipo es de formación y eso es una locura y agotador. El primer año en un club es siempre difícil porque hay que adaptarse a todo.

Dice que ha sido duro sí, pero no habla del año que viene, ¿le veremos en el banquillo la próxima campaña? 

Primero tenemos que saber si habrá equipo por lo del ascenso. No tiene sentido gastar tiempo en cosas que todavía no sabemos si van a ser. Ahora quiero descansar, hacer un balance personal y en caso de seguir que sea práctico para todos.