BALONCESTO

El COB cae en un pozo complicado de salir

Las sensaciones del equipo son cada vez peores en juego y también anímicamente 

Varios jugadores del COB se retiran al vestuario tras la última derrota.
Varios jugadores del COB se retiran al vestuario tras la última derrota.
El COB cae en un pozo complicado de salir

El COB firma la peor temporada de su historia. Un balance de 1 victoria en 11 jornadas que no tiene precedentes en el club y que amenaza con llevarlo de camino a la LEB Plata seis temporadas después de su último descenso. Entonces el club bajara en un agónico play out contra el Rioja, pero unos meses después se aprovechará una vacante para repetir en la LEB Oro.

Nadie en el COB quiere hablar de descenso, pero la realidad ha transformado la preocupación en pesimismo en solo unas semanas. Con poco más de un cuarto de temporada disputada el equipo ourensano empieza a quedar solo en el pozo de la clasificación. La permanencia está ya a tres partidos.

El ataque no es problema - Promedia 75, 5 puntos

El último partido, contra el Melilla, fue el peor ofensivamente del COB en toda la temporada. Pese a quedarse solo en 52 puntos anotados, los ourensanos promedian más de 75 por partido superando a equipos muy por encima en la clasificación como Melilla, Palencia o Palma. Exceptuando el partido del martes, el COB nunca se ha quedado por debajo de los 70 puntos.

La defensa sí lo es - Regala desmasiados puntos

El Araberri y el Rioja son los únicos equipos de la LEB Oro que reciben más puntos que el COB. Una sangría que condena en todos los partidos a los ourensanos. Muchos de esos puntos provienen de pérdidas de balón en primera línea y además se suelen concatenar provocando parciales complicados de remontar para un equipo tan débil mentalmente.

Miedo a ganar - 0 de 3 en finales igualados

La presión se nota cada vez más en un equipo que estaría cómodamente en mitad de tabla si hubiese ganado los finales que se han decidido en los últimos segundos (Rioja, Coruña y Lleida). Tres finales a cara o cruz con el mismo resultado, derrota.

Agonía tras el descanso - Se hunde en la segunda mitad

Una de los denominadores comunes en los partidos del COB es su progresión descendente. En toda la temporada el equipo cobista solo ha ganando tres veces en la segunda mitad y dos fueron en las jornadas inaugurales. La otra, contra el Araberri en la que es su única victoria de la temporada. Un problema que se acrecenta incluso en los últimos cuartos. Los de Gonzalo Garía de Vitoria ganaron por 12 el último cuarto contra el Rioja y por 6 al Valladolid en dos remontadas incompletas. En los otros nueve partidos el COB perdió los últimos cuartos y en algunos, como en Oviedo o contra Coruña, dejando escapar partidos que tenían muy encarrilados. 

Peor en el pazo - Tres derrotas con mal juego

Tras ganar al Araberri el COB ha firmado tres malos partidos consecutivos en el Pazo. El Valladolid lo arrinconó tácticamente, el Lleida se aprovechó de sus nervios y ganó en la prórroga pese a ir perdiendo hasta por 15 puntos y al Melilla le sobró con hacer un partido discreto para ganar cómodamente.

La baja de Uzas - Falta una referencia

El lituano Rokas Uzas está llamado a ser una de las referencias del COB pero, primero por una fisura en un dedo y luego por un esguince de tobillo, solo ha podido jugar cinco partidos. Sin él, el COB es más defendible y condena a Johnson y a Ahonen a asumir casi todo el protagonismo. Un problema que agrava las limitaciones para un juego interior que, exceptuando a Trist, solo aporta puntos cuando reciben en ventaja. Orlov y Ndoye cerca del aro y Manzano lejos.

Sin mercado- No aparece lo que buscan

Desde hace dos semanas el COB está desesperado buscando dos jugadores de aporten un salto de nivel al equipo. Rogier Jansen sumará, pero el club quiere un exterior que asuma peso en el juego y una referencia interior fiable y contrastada. A Castellón no llegará ninguna novedad más.