ENTREVISTA

Diego Ocampo: "El COB volverá a subir a la ACB y a jugar en ella"

El técnico ourensano (entrenador del equipo de LEB Oro del FC Barcelona B) se enfrentará al equipo de su ciudad natal en la tercera jornada de la liga regular

 

Diego Ocampo.
Diego Ocampo.
Diego Ocampo: "El COB volverá a subir a la ACB y a jugar en ella"

No es un partido más el de mañana en Barcelona. El Río Ourense Termal juega contra un rival con entrenador ourensano y de eso no hay precedentes. Diego Ocampo es el encargado de mostrar el camino al filial del FC Barcelona y la piedra angular del proyecto de cantera del club. Un cometido tan ambicioso como para renunciar voluntariamente a un banquillo ACB.

¿Partido especial, no?

Como segundo me enfrenté dos veces al COB, cuando estaba con Salva (Maldonado) en Tarragona. Muy especial. Soy de Ourense y uno debe ser fiel a sus orígenes y agradecido a quien le ayudó a crecer.

¿Cómo se ve el baloncesto de Ourense desde fuera?

La clave, como en cualquier sitio, es lo que se haga en colegios como Salesianos, Maristas o Carmelitas. Es importante potenciar este deporte con 9-10-11 años y no solo por rendimiento si no porque es el momento de formar valores, actitudes y conductas que le servirán si juegan al baloncesto, pero sobre todo como personas, que es lo más importante. Pero para todos esos niños es clave tener un referente que los motive. El COB, por motivos que cuesta explicar, no ha podido estar en ACB pero algún día lo hará, estoy seguro.

¿Cómo ve al COB?

Lo bueno es que se ha estabilizado en la LEB Oro y esa estabilidad que ha conseguido es muy importante para todo el deporte ourensano. Estoy seguro de que algún día volverán a encajar las piezas y subirá de nuevo a la ACB y para eso habrá sido clave la estabilidad deportiva, económica y social que ha conseguido ahora. Para desarrollar proyectos o deportistas es clave la sostenibilidad y el COB lo ha conseguido. Mucha culpa creo que la tienen la continuidad del cuerpo técnico con gente como Gonzalo, Miguel o Chema.

¿Y como rival?

La continuidad del staff técnico es clave para reconstruir cada año con la obligación de tener jugadores nuevos. Tienen muy buena actividad defensiva, tácticamente están preparados y en ataque tienen de todo. Tienen jugadores con capacidad para generar por sí solos, atléticos y buenos interiores.--

¿Peleando por qué?

No lo sé. Sinceramente, decir esas cosas solo ayudan a presionar al equipo y no quiero presionar a nadie y mucho menos al COB.

¿Y su equipo?

Estamos en plena construcción, conociéndonos y mejorando, pero con mucha ilusión de mejorar y de ser competitivos. Personalmente creo que tenemos mucha ilusión tanto yo como los jugadores.

Es que si no cuesta explicar cómo renunciar a un banquillo de ACB.

El Barcelona me ofreció algo que me motiva mucho. Sé de la dificultad que tiene no solo hacerlo bien en una competición como la LEB Oro si no desarrollar jugadores para el equipo de ACB y de Euroliga. Además, ayudar a los entrenadores de la cantera para mejorar a los jugadores. Ahí estoy muy tranquilo, lejos de las cámaras y en el pabellón. En este momento me motivaba mucho más que estar en un banquillo de la ACB.

Después de haber ascendido.

La afición y la fe de los jugadores fue la clave para lograr el objetivo, porque ya casi no podíamos ni entrenar a estas alturas de la temporada. Le estoy muy agradecido al Manresa, primero por haber apostado por mí, y luego por la negociación y el entendimiento profesional que tuvimos para separar nuestros caminos.

Qué rápido pasan cosas en el deporte, también en el baloncesto.

Pierdes, te despiden y a los dos meses tomas una decisión incomprendida, pero como ganas y asciendes vuelves a ser el mejor del mundo. Las cosas no pueden estar fundamentadas por la opinión pública o por ganar o perder. Era el mismo entrenador en febrero que en mayo.

Fácil de contar, pero no lo será tanto de asimilar.

Tienes que entender que el baloncesto es nuestra pasión, pero no deja de ser un trabajo y que además de eso hay una familia que mimar, una salud que cuidar y más cosas. El baloncesto me encanta, pero no lo puede ser todo. Es una de las cosas que dan sentido a mi vida, pero no lo puede ser todo y aprender a asimilar y relativizar todo eso forma parte de ser un buen entrenador.