BALONCESTO

El COB pierde entre sus dudas

PRAT
COB
62
70
COB
Lleida
El cobista Sergio Rodríguez pasa la pelota en una jugada del partido.
El cobista Sergio Rodríguez pasa la pelota en una jugada del partido.
El COB pierde entre sus dudas

El Río Ourense Termal cayó ayer derrotado ante el líder de la categoría, el Força Lleida, que supo gestionar el encuentro con mayor temple que los locales (62-70).

En esta ocasión el COB se perdió en sus propios errores, lo que sumado a la pérdida de Rozitis por faltas cuando faltaban cinco minutos para la conclusión, se convirtió en un lastre demasiado grande, especialmente cuando el marcador marcaba desventaja para el bando de García de Vitoria.

El partido en el Pazo se inició con un ritmo endiablado y con ataques cortos. Obi Kyei marcaba la pauta en el ataque del Lleida con nueve puntos consecutivos para marcar las primeras distancias en el marcador (6-9). 

Ahí apareció la mejor versión del COB. Parcial de 13-0 con Van Wijk y Rozitis dominando las zonas con puntos y tapones a partes iguales.

El debut de Pluta (no sería justo valorar su participación con el tiempo en pista) a falta de dos minutos para concluir el primer periodo coincidió con la reacción de los visitantes, que estrecharon el margen hasta los seis puntos (22-16).

La luz del Río Ourense Termal se apagó en el segundo acto y aparecieron inseguridades que no se habían visto. Sin fluidez en el ataque y con problemas en defensa, el Lleida firmó un 0-7 de inicio que le dio la vuelta al marcador en un partido por momentos deslabazado.

Con igualdad en el marcador y en los compases finales del segundo acto, tres despistes consecutivos propiciaron siete nuevos puntos en contra, cinco de ellos de Turner que dejaron el marcador en 31-36.

El Río Ourense Termal reaccionó tras el paso por los vestuarios. Otro parcial, en esta ocasión de 9-0 protagonizado por un Pepo Vidal falto de sensaciones y ritmo, puso a los locales por encima, hasta que Djuran (desaparecido en los dos primeros actos) anotó cinco puntos casi seguidos que abrieron una renta en el electrónico y dejó la distancia en los cinco puntos del descanso (46-51).

De nuevo, la falta de gasolina y la inconsistencia arbitral a la hora de pitar, marcaron el último periodo del partido.

Sin Rozitis, al hacer la quinta falta personal a falta de 5 minutos el COB perdió el ritmo y a pesar de los intentos de remontada con siete puntos casi seguidos de Zamora no hubo posibilidad, dejando el marcador en 62-70. 

La nota negativa, al margen de la derrota con peores sensaciones del curso, fue la actitud del visitante Robert Turner, que al término del encuentro se encaró con varios aficionados.