LIGA EBA

Derrota del Rio Ourense B en un debut gris ante el Obradoiro

El Rio Ourense Termal B inició la temporada cayendo ante el Obradoiro en un choque marcado por la falta de acierto

Imagen del encuentro. (IVÁN DACAL)
Imagen del encuentro. (IVÁN DACAL)
Derrota del Rio Ourense B en un debut gris ante el Obradoiro

El Rio Ourense Termal B inició la temporada en Liga EBA con una derrota ante el Obradoiro de Silleda, en un partido denso y por momentos farragoso en el que los locales pagaron sus errores propios.

El debut ourensano en la competición evidenció la falta de rodaje de los chicos del filial, enmarañados en la cerrada zona del Obradoiro, lastrados por un pésimo 2 de 29 (7 por ciento) en tiros de tres puntos y demasiado ofuscados en encontrar la canasta de forma demasiado directa por momentos y con un exceso de pases en otros.

El primer cuarto discurrió entre la precipitación de ambos conjuntos, tremendamente jóvenes y con ganas de agradar desde el salto inicial. Con pérdidas constantes y sin acierto en ninguna de las canastas, el marcador marcaba 18-19 para los visitantes.

El 10-8 de los siguientes diez minutos son el claro ejemplo de la falta de acierto ambos equipos para desesperación de Gómez y Junyent (27-28).

Los problemas del COB en ambos aros con el rebote tuvieron continuidad tras el paso por los vestuarios, con Diaz y Gómez controlando la pintura y haciendo daño para abrir una brecha de seis puntos (37-43).

Bloqueados, los jugadores ourensanos vieron impotentes y de nuevo con infinidad de errores como el Obradoiro llegaba a situarse 13 puntos arriba con medio periodo por jugar.

Sin embargo, el primer triple del COB (47-55, Stefanuto en el minuto 37) despertó de su letargo a los de Gómez, que intentaron la remontada con mucho corazón a través del debutante Abel y Dani Stefanuto, aprovechando además la inexperiencia de un rival que permitió con pérdidas de balón incomprensibles que los ourensanos tuviesen el tiro para forzar la prórroga que en este primer asalto de la liga no entró.

Al final primera derrota en competición para un filial que ya debe pensar en el siguiente enfrentamiento, a domicilio frente al Venta de Baños.