Celanova

Recuerdan con velas a las víctimas fallecidas en la residencia de Celanova

Celanova

HOMENAJE

Recuerdan con velas a las víctimas fallecidas en la residencia de Celanova

En el acto estuvieron familiares y vecinos así como representantes políticos de diversas formaciones políticas

Familiares de usuarios de la residencia San Carlos de Celanova, en Ourense, trabajadores del centro, vecinos y los propios mayores, han recordado este martes a las personas fallecidas en este centro durante la pandemia por coronavirus, con velas y once minutos de silencio, uno por cada una de los ancianos que murieron en plena situación de emergencia sanitaria.

Este acto de homenaje cívico, que se celebró en la Plaza Mayor de Celanova, se ha desarrollado este martes 11 de agosto, de forma simbólica, coincidiendo con que el 11 de marzo fue “cuando se detectó el primer caso en la residencia de Celanova”, ha apuntado María Cabaco, representante del colectivo de Familiares de Usuarias de Residencias e da Dependencia (Rede) de Galicia.

En él, estuvieron familiares y vecinos así como representantes políticos de diversas formaciones políticas, entre ellas, Celanova Decide, BNG y PSOE, que participaron en este acto simbólico.

En declaraciones a los medios, la representante del colectivo Rede ha explicado que este acto tiene como objetivo “rendir un homenaje cívico" a las víctimas de la residencia”, alejado de siglas políticas y reivindicaciones.

Durante el mismo, los asistentes guardaron once minutos de silencio, “uno por cada víctima que falleció” durante esa pandemia en esta residencia orensana, cuando se cumplen cinco meses del primer caso detectado en las instalaciones.

Preguntada por la situación de las residencias y los actuales rebrotes, el colectivo ha explicado que existe “muchísimo miedo” sobre la situación de estos familiares.

Con visitas diarias a sus familiares con cita previa, esta familiar ha mostrado la preocupación que existe por parte de las familias porque “vuelve a haber casos y estamos viendo cómo se están cerrando residencias”.

En este sentido, este colectivo mantiene sus reivindicaciones intactas en lo que respecta a la gestión de las residencias: “Seguimos pidiendo más personal, vemos que poco cambiaron las cosas, no se hizo nada”, ha lamentado María.

En el caso de la residencia de Celanova, las principales demandas se centran en la falta “personal de Enfermería y de médicos” para atender a los usuarios al objeto de garantizar que “estén en las mejores condiciones posibles”.

Estas demandas se producen después de la difícil situación vivida en este tipo de instalaciones, que han sido uno de los sectores más castigados por el virus en Galicia durante toda la alerta sanitaria.