Cultura

Vicente Araguas: “A Dylan le han dado el Nobel por mucho más que las letras, sobre todo es el cronista de América"

Cultura

ENTREVISTA

Vicente Araguas: “A Dylan le han dado el Nobel por mucho más que las letras, sobre todo es el cronista de América"

Vicente Araguas con su libro "El mundo poético de Bob Dylan".
photo_camera Vicente Araguas con su libro "El mundo poético de Bob Dylan".

El día que la Academia sueca dio a conocer que Bob Dylan era el ganador del Nobel de Literatura fue uno de los más felices para Vicente Araguas.

Este colaborador de La Región lo sabe todo sobre el cantautor norteamericano, sobre el cual había versado su tesis doctoral "El mundo poético de Bob Dylan", calificada con nota de sobresaliente "Cum laude". Esa tesis se plasma en un libro editado por Sial Pigmalión que ya está a la venta, en el que el autor, que asegura ser un dylanista confeso y que se ha "quemado las pestañas intentando llegar a las últimas consecuencias", da las claves del por qué a Dylan le conceden el Nobel.

Su tesis sobre Dylan se terminó convirtiendo en un libro.

Ya estaba en mente, pero el Nobel de Dylan precipitó la situación porque el libro lleva como subtítulo “el porqué de un premio Nobel”. Transformar una tesis en un libro es un trabajo doble. Es decir, ponerla al alcance de un público más amplio que el público académico. La investigación puramente doctoral tenía que ser de transmisión, un material didáctico de enseñanza para explicarle a la gente las razones de un premio Nobel. Las canciones en inglés hubo que traducirlas y ahora están en inglés y español. Igualmente las citas en prosa pasaron a ser del inglés al castellano siempre traducidas por mí. Además el libro hubo que actualizarlo, puesto que pasó de "propuesto para el premio Nobel y jamás llegará", a Nobel de Literatura. No de música, que no existe, naturalmente.

¿Cómo se había decidido por el cantautor norteamericano?

Yo fui cantautor. Pertenecí al mítico grupo "Voces Ceibes", sobre el que tengo también escrito un ensayo. Mis afinidades empiezan ahí. En el año 73 ya comenzaba a vislumbrar lo que iba a ser mi trabajo de investigación. Y al final pasaron casi cuarenta años, tiempo durante el cual he conseguido cierta formación literaria que me demostró que había un gran escritor en Dylan. No solamente como letrista, sino como poeta, novelista y ensayista, que es todo ese espectro que abarco en mi libro. Independientemente creo que todas las artes están unidas.

¿Cómo es entonces Dylan?

En Dylan está todo. Moraliza, es un gran poeta, pero como músico no tiene ninguna duda. Es asimismo un gran estudioso de la Biblia y es difícil entender su obra sin entender la Biblia. Mi próximo estudio será muy probablemente sobre la influencia de la Biblia en Bob Dylan, que es judío. 

¿Cambió algo de su proyecto el  premio Nobel?

Para publicar el libro sí. Me empujó, junto con mis editores, a lanzarlo ya, y en parte dada la polémica de si es justo o injusto. Aquí yo defiendo enérgicamente a Dylan, porque soy Dylanista. 

¿Desvirtúa un poco su mito el que no acuda a recibir los premios que le conceden, o forma parte de su personalidad?

Forma parte de su personalidad. Dylan marca sus tiempos. Es un hombre de espectáculo. No es tonto. Dylan da mucho a la Academia. Él es perfectamente consciente. No vino tampoco a recoger el Príncipe de Asturias, que ni siquiera aceptó. Al Nobel mandó un discurso y a Patty Smith que cantó en su lugar.

¿Sus fieles seguidores aprueban esta actitud, o les gustaría que fuera a una gala?

Lo que haga Dylan siempre me va a parecer bien, porque encaja con su rebeldía. Me parece un genio. Los humanos tenemos nuestras debilidades y hay que respetarlas. Como hizo siempre lo que quiso, para mi es un dios, y como los dioses tiene derecho a hacer lo que le viene en gana. Los dioses no son ni bien ni mal educados. Son dioses. Y a alguna gala sí acudió, con el papa Juan Pablo II y en contra del entonces cardenal Ratzinger, que se oponía a que un cantautor que arrastraba multitudes lo hiciera frente al papa de Roma. Con esto no lo desprecio, simplemente comento una idea. Como decía Cela "cada uno que se equivoque como quiera".

¿Las letras de Bob Dylan son tan poéticas como para merecer un Nobel?

Sí lo son, pero a Dylan se le ha dado el Nobel por mucho más que las letras. Es letrista, poeta, novelista y ensayista. Y sobre todo es el cronista de la América de una época.

¿Cuál es entonces la época más importante del artista?

Su periodo más importante es el que va del año 62 al 66. En esos cuatro años Dylan publica siete discos impresionantes. Sobre todo los tres últimos, que es la culminación de esa etapa. Ese es el Dylan que he venido estudiando y del que tengo al menos 70 libros.

El Dylan de los 60 es complejo

Pero es grandísimo. Estamos hablando de un cantante de música ligera, no de un clásico como Beethoven. Es asombroso que con esos textos difíciles su música llegara a los hit-parades y los chavales cantaran canciones que no entendían. Mire si la gente desconoce muchas cosas que la canción "Blowin' In The Wind" (La respuesta está en el viento) que la gente canta en misa durante el ofertorio es de Dylan.

¿Presentará el libro en Galicia?

El libro ya está a la venta y pienso acudir a varias localidades gallegas. Le diré que en mi libro se analiza hasta el año 66, pero hay una referencia a Ourense, concretamente sobre una conferencia que dicté sobre el último disco de Dylan, "Tempest", en el Foro La Región.n