Economía

La troika comunitaria revisa la ayuda europea a la banca

Economía

El BCE recomienda a las entidades que separen las actividades de alto riesgo de las tradicionales

La troika comunitaria revisa la ayuda europea a la banca

Los expertos de la troika, formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), regresaron ayer y a España para supervisar el cumplimiento de las condiciones de la ayuda europea a la banca española.
'La segunda misión de revisión comienza hoy (por ayer)', señalaron fuentes comunitarias, que no revelaron la agenda de los expertos. A esta misión de la Comisión Europea, del BCE y del FMI se suman técnicos de la Autoridad Bancaria Europea y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

En este contexto, el consejo de directores del MEDE aprobó ayer el desembolso de 1.865 millones de euros de la ayuda financiera total de casi 40.000 millones de euros concedida a España para sus bancos en dificultades. Las ayudas que hoy aprobará el MEDE serán inyectadas en los cuatro bancos no nacionalizados: Liberbank, Caja3, BMN y España-Duero (CEISS).

La primera revisión del rescate a la banca se efectuó en octubre de 2012 y fue publicada a finales del año pasado para permitir el desembolso del primer tramo de 39.500 millones de euros a los bancos nacionalizados (Bankia, Novagalicia, Catalunya Banc y Banco de Valencia, así como a la Sareb, conocido como 'banco malo'.


ACTIVIDADES DE ALTO RIESGO

Por otra parte, el Banco Central Europeo (BCE) recomienda que los bancos separen las actividades de alto riesgo que no están relacionadas con las provisiones de servicios relacionados con banca tradicional. El organismo que dirige Mario Draghi respondía así ayer al documento de consulta de la Comisión Europea sobre la reforma estructural bancaria. El BCE añade que 'la separación puede apoyarse desde el momento en que proporciona una herramienta efectiva para proteger a los depositantes de estar expuestos a las pérdidas de estas actividades de alto riesgo'.

El BCE señala que deberá establecerse qué actividades van a ser separadas en base a criterios claros y responsables, teniendo en consideración que la innovación financiera contribuirá naturalmente a desdibujar los límites.