España

El Estado avalará 20.000 millones para dar más liquidez a las empresas

España

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El Estado avalará 20.000 millones para dar más liquidez a las empresas

Rueda de prensa de la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.
photo_cameraRueda de prensa de la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero.
La mitad de ese importe aprobado por el Gobierno servirá para garantizar nuevos préstamos a las pymes y autónomos

El Gobierno aprobó ayer la puesta en marcha de un primer tramo de avales de 20.000 millones de euros para garantizar la liquidez de las empresas más afectadas por la crisis del coronavirus, y la mitad de ese importe servirá para garantizar nuevos préstamos a pymes y autónomos. La garantía del Estado cubre, en el caso de autónomos y pymes, el 80 por ciento de los nuevos préstamos y renovaciones de financiación, según ha explicado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 

Para el resto de empresas, según detalla la ministra, el Estado garantiza el 70 por ciento de la nueva financiación concedida por los bancos y el 60 por ciento de las operaciones de renovación, esto es la renovación de líneas de liquidez y no la refinanciación de préstamos del pasado. 

El Consejo de Ministros acordó en la reunión de ayer las características de este primer tramo de avales de 20.000 millones, que forma parte del plan del Ejecutivo para llegar a disponer hasta 100.000 millones en garantías, una de las medidas urgentes para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19. 

El Gobierno da así cumplimiento al compromiso con las empresas, especialmente con los trabajadores autónomos y las pymes, de poner en marcha las medidas necesarias para garantizar su liquidez y preservar la actividad productiva y el empleo, destacó la portavoz del Ejecutivo y también el Ministerio de Asuntos Económicos en un comunicado. 

Los morosos, excluídos

Podrán solicitar los avales públicos las empresas y autónomos afectados por los efectos económicos del coronavirus, siempre que a cierre de 2019 no estuvieran considerados morosos o hayan entrado este año en un procedimiento concursal. 

Los avales puestos en marcha tendrán carácter retroactivo y podrán solicitarse para las operaciones formalizadas con posterioridad a la entrada en vigor del real decreto-ley de medidas extraordinarias, que se produjo el pasado día 18 de marzo. 

Las empresas y autónomos interesados podrán solicitar la garantía para sus operaciones hasta el 30 de septiembre de 2020 y para ello deberán dirigirse a las entidades financieras con las que el ICO haya suscrito los correspondientes acuerdos de colaboración. El coste del aval, de entre 20 y 120 puntos básicos, será asumido por las entidades financieras.

En cuanto al tipo de interés, las entidades se comprometen a mantener los costes de los nuevos préstamos y de las renovaciones que se beneficien de estos avales en línea con los intereses que aplicaba antes del inicio de la crisis.