España

Jaume Matas pide el indulto al Gobierno por 'humanidad'

España

El expresidente del Govern Balear recibió una segunda negativa de cambio de pena por multa

Jaume Matas pide el indulto al Gobierno por 'humanidad'

El expresidente del Govern Jaume Matas solicito al Gobierno el indulto para evitar su ingreso en prisión por razones de 'humanidad' y 'proporcionalidad', después de que la Audiencia Provincial de Baleares denegase por segunda vez sustituir por multa la pena de nueve meses de cárcel a los que el Tribunal Supremo (TS) redujo su condena por el primer juicio del caso Palma Arena.
Así lo confirmó su abogada, Pilar Gómez Pavón, quien apuntó que hoy presentará ante el tribunal de la Sección Primera la documentación que acredita la petición de esta medida de gracia ha sido cursada, y solicitará de este modo que se suspenda la ejecución de la condena de nueve meses mientras se tramita la solicitud del indulto. La sentencia del TS también está recurrida en amparo ante el Tribunal Constitucional.

Matas decidió acogerse a esta vía de carácter excepcional, que podrá derivar en la remisión total o parcial de su pena. En concreto, el indulto lo otorga el rey a propuesta del ministro de Justicia, previa deliberación del Consejo de Ministros. Con la concesión de esta medida de gracia se extingue la responsabilidad penal pero no cancela, en ningún modo, los antecedentes penales.

En su petición al Ejecutivo central, la letrada alega asimismo la 'escasa peligrosidad' de su patrocinado, rebatiendo de este modo los argumentos esgrimidos por la Audiencia en el sentido de que esa peligrosidad existe desde la perspectiva de la entidad de los hechos por los que fue condenado, sus circunstancias personales y su conducta.

El exmandatario autonómico no es el único condenado de esta causa que también reclamó el indulto, puesto que también procedió de este modo el propio Antonio Alemany, quien está condenado por su parte a dos años y tres meses de cárcel.

En un auto de 29 páginas, la Audiencia considera 'inasumible' para la sociedad que 'el titular de uno de los poderes del Estado en la fecha de los hechos cometa un delito de tráfico de influencias', lo que a juicio de la Sala constituye 'un delito contra el Estado de Derecho por parte de quien ha sido presidente de la Comunidad Autónoma balear, a quien, precisamente por ostentar ese cargo, ha de exigírsele mayor imparcialidad, objetividad y probidad'. En este sentido, el tribunal afirma que el delito cometido por Matas 'es un atentado frontal al artículo 1 de la Constitución'.


INVESTIGACIONES

La Sección Primera alude a causas en las que Matas continúa estando investigado, como los casos Nóos, Over y Ópera -que investiga el contrato por el que el Govern encargó al arquitecto Santiago Calatrava un anteproyecto para ejecutar un teatro de la ópera en Palma-, todos ellos enmarcados en el caso Palma Arena. También asevera cómo un jurado popular declaró culpable a Matas la pasada semana de exigir la contratación ficticia de su mujer para cobrar 42.000 euros de un hotelero mallorquín.

El delito de tráfico de influencias fue el único ilícito penal que el Tribubal Supremo mantuvo contra Matas, tras haberle absuelto de los delitos de fraude a la Administración, continuado de falsedad en documento oficial, de falsedad en documento mercantil y de prevaricación en concurso medial con un delito continuado de malversación de caudales públicos, por los que la Audiencia le condenó a un total de seis años de cárcel.