La Región

ESPAÑA

Sánchez pide rematar "la faena" el 26M

El líder del PSOE ha invitado a Ciudadanos a abstenerse en la sesión de investidura de Pedro Sánchez, mientras que Pablo Casado y Albert Rivera desconfían del tema catalán

Sánchez pide rematar "la faena" el 26M

Superado el ecuador de la campaña electoral, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido rematar el 26M la "faena" que dio la victoria a su partido en las elecciones generales, mientras Pablo Casado y Albert Rivera han hecho patente su desconfianza por la apuesta catalana y de diálogo del presidente.

Los mensajes de los principales líderes siguen marcados por el impacto de las negociaciones previas a la constitución de las Cortes, que llevarán a Meritxell Batet y a Manuel Cruz, ambos parlamentarios del PSC, a las presidencias del Congreso y el Senado, una vez frustrada la "operación Iceta" con la que el presidente quería colocar a Miquel Iceta al frente del Senado.

Pese a que Iceta no podrá presidir la Cámara Alta por el veto de los independentistas a elegirle senador autonómico en el Parlament, el Gobierno y ERC se han cruzado algunos mensajes conciliadores a favor de la vía del diálogo.

Así, el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha dicho desde Portugalete (Vizcaya) que pese a la "cacicada" del Parlament los socialistas siguen "empeñados" en el diálogo porque "no hay otra herramienta" para lograr la cohesión territorial.

"No vamos a caer en la trampa de que una decepción o un fracaso nos haga replantear la única estrategia posible, que es la del diálogo y el acuerdo, porque yo no conozco democráticamente ningún otro instrumento más que esos", ha enfatizado.

Desde el flanco independentista, el presidente de ERC, Oriol Junqueras, se ha ofrecido a hablar "con todos" cuando acuda al Congreso como diputado, y ha asegurado en una videoconferencia desde la prisión de Soto del Real (Madrid), donde está recluido en prisión preventiva, que lo hará "con respeto" y "con una sonrisa" aunque los otros no lo hagan.

Pedro Sánchez ha estado por la mañana en Alicante, donde ha hecho un llamamiento a "no dejar la faena a medias" en la cita electoral del 26M porque el 28 de abril a la derecha "se le puso cara de susto" cuando la mayoría "votó por el futuro y no por el retroceso".

El líder socialista ve a sus rivales directos, el líder del PP, Pablo Casado y el de Cs, Albert Rivera, acompañados de Santiago Abascal (Vox) enredados en proyectos de supervivencia personal, por lo que más que otra cosa a él le parecen "concursantes del programa Supervivientes", ha proclamado en un mitin.

Y mientras les ve enfrascados en una partida de parchís -"que si los naranjas se comen a los azules, que si los azules a los verdes"- los socialistas, asegura Sánchez, son los únicos que hablan en la campaña del empleo, la educación o los servicios sociales.

Pablo Casado, que hoy ha viajado a Málaga, ha emplazado a los suyos a dar "un varapalo" a los socialistas en las urnas el próximo 26 de mayo, y ha expresado sus recelos por las maniobras del líder del PSOE, quien por un lado negocia con Podemos y por otro con "los que quieren romper España", en referencia a los independentistas.

Por ello considera "hipócrita" que el Gobierno proponga al PP y Cs abstenerse en la investidura, según él un "globo sonda" en plena campaña en el cual el PP no se va a "dejar enredar", si bien ha apuntado que prefiere que Ciudadanos se abstenga o apoye a Sánchez a que se repitan las elecciones o culmine un acuerdo con Podemos y ERC.

Muy contundente, desde Estella (Navarra), Albert Rivera, ha mostrado también su desconfianza hacia los socialistas, al remarcar que el PSC ha "devorado" y "engullido" al PSOE, lamentando que un partido "nacionalista", ha hecho hincapié, vaya a presidir el Congreso y el Senado con Batet y Cruz.

"Un partido que actúa como los nacionalistas, habla como los nacionalistas y quiere pactos con los nacionalistas" es según él una formación nacionalista.

Y en el caso de Navarra se ha mostrado convencido de que si los socialistas ganan el 26M, entregarán la Comunidad Foral al nacionalismo.

Entre tanto, el mitin que este sábado ha ofrecido el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en su único acto electoral en Andalucía, ha tenido una lectura primoridalmente interna, al defender ante sus críticos de la federación andaluza que hay que asumir los "riesgos" de gobernar con el PSOE.

"Nuestro objetivo es cambiar la vida de la gente, no darnos golpes en el pecho", ha asegurado el líder de Unidas Podemos, el cual reconoce haber aprendido que "desde dentro del gobierno se cambia la vida de la gente".