La Región

La comisión alternativa contradice la versión del conselleiro de Sanidad

Una profesional médica dice que enviaron a la dirección del hospital y al Sergas "tres alertas" que no fueron atendidas, por la muerte de dos personas en el centro hospitalario de Santiago

La comisión alternativa contradice la versión del conselleiro de Sanidad

La comisión de investigación alternativa sobre la situación de la sanidad pública, únicamente formada por los grupos de la oposición, se ha esforzado en mostrar una "realidad paralela" a la ofrecida por el conselleiro en la comisión oficial en la que ha destacado que Galicia cuenta con el sistema de salud pública "mejor dotado de la historia".

La comisión alternativa de sanidad ha tenido en esta jornada su segunda sesión después de que los grupos de la oposición abandonasen la comisión de investigación sobre los recortes en la sanidad que ellos mismos pusieron en marcha en protesta por el plan de trabajo aprobado por el Partido Popular en solitario y continuará los próximos martes y jueves con comparecientes aún por designar.

A su vez, el miércoles 16 será el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien comparezca en la comisión oficial.

El turno de este viernes de la denominada alternativa ha incluido las comparecencias de representantes del 061 y Urgencias del CHUS, en las que una doctora de urgencias del citado centro médico Fátima Nercellas ha explicado que los profesionales del complejo han llevado a la Fiscalía la muerte de dos pacientes en los pasillos del hospital el pasado dos de enero.

Eso ocurrió pese a los avisos de que los profesionales médicos hicieron a la dirección del centro y al Sergas, el organismo de la Xunta que gestiona el sistema de salud pública, a los que enviaron en base a su testimonio "tres alertas" que no fueron atendidas, según la profesional médica.

En su intervención, la médico que también es delegada de prevención de la junta de personal del citado centro, ha explicado que en la jornada del 2 de enero llegó a haber "cuatro pacientes en parada" en los pasillos de urgencias, espacios en los que se acumularon hasta "29 pacientes".

Según su relato, "la situación era de extrema gravedad con 29 pacientes graves en el pasillo" y "aun así se negaron a abrir la sala de reanimación antigua" con la que cuenta el Complejo hospitalario universitario de Santiago de Compostela.

En su opinión, "la falta de personal y espacio de trabajo hace que la gente se deteriore hasta morir en el pasillo o en un tiempo breve de entrada en el cubículo", ha dicho, y ha señalado que el asunto remitido a la Fiscalía concierne a "dos ancianos frágiles", uno de ellos fallecido de un infarto y otro de una isquemia intestinal.

Por su parte, Óscar Graña, técnico de emergencias sanitarias del 061, ha puesto el foco en las carencias que muestra a su parecer este tipo de servicio, con un número de ambulancias "manifiestamente insuficiente" ya que la dotación de las mismas se toma "única y exclusivamente atendiendo a criterios económicos" en reuniones entre directivos del Sergas y empresarios.