COMER

Restaurante Brasil: el mejor bacalao sin tener que cruzar la frontera

Un restaurante, ubicado en la avenida de Castilla de Verín, que nunca falla

Comedor del restaurante Brasil.
Comedor del restaurante Brasil.
Restaurante Brasil: el mejor bacalao sin tener que cruzar la frontera

Pasé esta semana por Verín, de regreso de tierras castellanas con intención de comer un espléndido bacalao en el restaurante Manola. Pero cuál fue mi sorpresa, que dicho restaurante cerró sus puertas. ¿Y ahora? ¿Dónde es posible comer aquel magnífico bacalao de cuyo sabor y magnífica textura guardo un recuerdo imborrable en mi memoria? Todo en la vida tiene solución. Bueno, casi todo, ya lo sabemos el lector y quien esto escribe. Pero para mi alegría, el cierre del referido restaurante tuvo relevo en el que se encuentra en la misma avenida, el Brasil. Allí se trasladó el equipo de cocina y de servicio, con sus recetas y su parrilla. Y allí fui a comer el bacalao. Conozco de este restaurante varios de sus menús, pero esta vez quería guiarme por la carta. En realidad, como dije, yo iba a piñón fijo: quería bacalao y, ya que estaba allí, uno de sus magníficos salpicones. Mi compañero de mesa, carnívoro impenitente, tomó un solomillo a la parrilla, con unas patatas, también asadas a la parrilla.

Raciones muy generosas, tanto en el salpicón, como en el bacalao y el solomillo. Y para demostrar que la cantidad no está reñida con la calidad, las elaboraciones, en los tres casos, exquisitas. No son platos complicados, pero en el caso del salpicón es muy laborioso, porque el 90 por ciento de su contenido es marisco: gambas, langostinos, centolla, buey… una vinagreta suave, con pimiento, cebolla y huevo y una cucharadita de mayonesa en un extremo por si se quiere mezclar. La sencillez en la elaboración no da lugar al engaño con salsas y otras componendas. La materia prima tiene que ser de primera para que el plato esté bien y aquí, en los tres casos era de sobresaliente.Un restaurante que nunca falla.