La Región

LO VEO

Carla Estévez: moda por casualidad

La coruñesa Carla Estévez estaba leyendo un reportaje sobre su paisana Gala González cuando le entró la curiosidad acerca del mundo de los blogs. Esa curiosidad la ha llevado ahora a coronarse como una de las mayores influencers gallegas

Carla Estévez.
Carla Estévez.
Carla Estévez: moda por casualidad

Más de 110.000 personas la avalan. Carla Estévez llegó por casualidad al mundo de la moda sin mayores aspiraciones que las de divertirse. Tenía entonces 17 años, mucha curiosidad y ganas de divertirse. Hoy, cientos de miles de personas están pendientes de sus looks y escuchan atentamente sus consejos sobre moda y estilismo. 

¿En qué momento decidiste que tu futuro era la moda y cómo empezaste a adentrarte en ella? 

Empecé de casualidad. Entonces, tenía 17 años y, a raíz de leer un reportaje de Gala González quise averiguar qué era un blog. Al final empecé con el.

Echando la vista atrás, ¿cómo recuerdas tus inicios? ¿Cuál era tu meta con el blog cuando lo empezaste y cómo han ido evolucionando tus intenciones con él?

Simplemente fue por diversión y curiosidad, ya que en mi casa se respiraba mucho todo lo que era la moda. ¿Mi meta? Entonces no era ninguna, lo hacía simplemente como hobby. Fue evolucionando a medida que me fui implicando cada vez más.

Has conseguido convertir tu pasión por la moda en tu profesión. ¿Cómo ha sido este proceso y cuáles han sido las claves para conseguirlo?

En este momento lo es, lo he convertido en mi profesión y me he ido haciendo camino para llegar a otras metas. Lo he conseguido con mucha organización y muchísimas ganas.

Muchas bloggers se están iniciando en el diseño de moda. No lo he hecho aún, pero me gustaría. Es algo que no descarto intentar en breve y tengo muy claro lo que haría.

Cada influencer, al final tenéis vuestro propio estilo. ¿Cómo definirías el tuyo?

Mi estilo es muy urbano, creo que con personalidad y un punto sexy, que para eso somos chicas y no lo deberíamos esconder. Mi filosofía en torno a la moda es que creo en lo de que menos es más, pero jugando de vez cuando con ella y en cualquier momento inspirándome para divertirme.

¿Y qué te inspira a la hora de crear tus looks?

Lo que más me inspira es lo que veo fuera; sobre todo me inspira el street style extranjero, pero siempre llevando los looks a mi terreno.

¿Hasta qué punto es importante para convertirse en influencer seguir las tendencias que marca la moda en cada temporada?

Es importante porque la gente demanda esa información también, pero hay que llevarlas e intentar que se integren en tu día a día.

Además de inspirarte en los looks de Street Style de otros países, ¿quiénes son tus referentes en moda?

Cristine Centenera y Kate Moss. Me identifico mucho con su estilo minimal, elegante y con mucho rollo.

Teniendo todo esto en cuenta, ¿Qué consejo de estilo darías a cualquier persona para acertar siempre?

Que sea ella misma, que apuesta por básicos con un punto especial y de calidad. Prendas que no te aburran y sean intemporales. Sobre todo le recomendaría evolucionar, buscando buenos referentes, sobre todo, de estilo, porque aparte de la moda, el estilo es lo más importante, es lo que te da personalidad y te diferencia de los demás.

Las redes sociales han aumentado el interés de la población y de la gente de la calle por el mundo de la moda. ¿Cuál es tu visión de él hoy en día? ¿Hay mucha competencia?

Las redes sociales fueron el boom, se convirtieron en una forma de llegar mucho más rápido a todo. Sí que veo muchísima competencia, pero todo es cuestión de trabajar un poco más y ser constante.

Como dices, toda esa competencia supone que haya mucha gente intentando abrirse paso en el mundo de la moda a través de las redes sociales. ¿Qué crees que hay que tener para que se fijen en ti? ¿Qué crees que te diferencia a ti en este sentido?

Siempre volvemos a lo mismo. Las claves serían ser tú misma, tener personalidad, trabajo, buena fotografía y tomártelo en serio. Creo que lo que a mí me diferencia es que intentó ser yo misma siempre, ponga la prenda que me ponga. También diría exigencia, perseverancia y autocrítica.