Ourense

El agua potable de Loiro ya casi no tiene arsénico

Ourense

ÁREA METROPOLITANA

El agua potable de Loiro ya casi no tiene arsénico

En la presidencia, Valcárcel y Fírvida, votando un asunto de la sesión.
photo_cameraEn la presidencia, Valcárcel y Fírvida, votando un asunto de la sesión.

La limpieza del depósito permitirá su uso, tras la inspección de Sanidade

El Concello de Barbadás aprobó ayer en el pleno municipal del mes de septiembre el expediente de modificación de crédito en relación al epígrafe de las ayudas de emergencia por valor de 10.000 euros. "A cantidade que deixara o Partido Popular era de 9.000 euros, que leva esgotado xa dende o mes de xullo", explicó el regidor municipal, Xosé Carlos Valcárcel. "Consideramos máis importantes xestionar estas partidas que en cuotas que non aportan ningún beneficio", añadió. Según informó Valcárcel, la suma total procede de reducción de gastos del órgano de gobierno y concelleiros, "demostrando que el ahorro sí que es posible".

El grupo de gobierno también propuso la salida del Concello de la Federación Española de Municipios y Provincias, motivada "polas cuotas pendentes de pago de aproximadamente 5.000 euros", según informó el regidor municipal. "Entendemos que son débedas do anterior goberno (Partido Popular) e nós non as imos pagar", añadió, justificando que "o asociacionismo municipal xa está cuberto pola federación de ámbito autonómico.

Asimismo, Valcárcel también dio cuenta de la situación actual de la municipalización del agua de la parroquia de Loiro, "unha problemática na que tanto levamos traballado dende a nosa toma de poder", explicó. Fue el propio alcalde quien dio cuenta de que "estamos a punto de poder anunciar a volta ó consumo das augas, grazas á reducción dos seus niveis de arsénico", registrando actualmente 3,6 microgramos por litro en las tomas domésticas de los usuarios, un descenso del 90 por ciento.

La municipalización del agua de Loiro es la decisión que adopta el grupo de gobierno de Barbadás para solventar la situación que desde hace meses sufren los vecinos de la parroquia. El alcalde apuntó que "se trata de velar pola sanidade e potabilidade da auga". El día 2 de agosto, se procedió a la limpieza y desinfección del depósito municipal, debido a los 100 microgramos por litro registrados. A falta de confirmación oficial por parte de la Consellería de Sanidade y los resultados de un cuarto y último análisis, el agua vuelve a ser apta para el consumo pues ya la semana pasada se detectaron 10 microgramos, la tasa máxima permitida.

Más en Ourense
Comentarios