Ourense

Álvarez pide al Tribunal de Cuentas las de DO

Ourense

CIUDAD

Álvarez pide al Tribunal de Cuentas las de DO

Apela a su condición de vicepresidente del partido que lidera Jácome

El vicepresidente de Democracia Ourensana (DO), Manuel Álvarez, actualmente en el grupo de no adscritos del Concello tras ser expulsado por Gonzalo Pérez Jácome, ha enviado sendos escritos al Tribunal de Cuentas y el Ministerio del Interior para pedir, por un lado, las cuentas de esta formación desde 2014 y, por otro, para dar cuenta en su condición de representante del partido de que no se ha regularizado la situación del mismo, por lo que podría procederse a su disolución.

Ayer, día 13 de enero, vencía el plazo que el Ministerio de Interior había dado al partido presidido por Jácome para justificar que había adaptado sus estatutos a la Ley de Partidos o que había renovado sus órganos antes del 1 de abril de 2018, bajo amenaza de disolución. 

Jácome aseguró que había expulsado a Manuel Álvarez en una asamblea celebrada a principios de octubre de 2020, entre cuyos asistentes estaba Juan Carlos Fasero, que habían sido concejal del PP siendo tesorero de DO. Sin embargo, Álvarez recibió un certificado un mes después, de 11 de noviembre, en el que el Ministerio del Interior le reconoce que sigue siendo vicepresidente. 

Escrito a interior

Por todo ello, el todavía vicepresidente ha enviado esta semana a Interior un escrito para pedir que "sea rechazado" cualquier intento de regularización que haya hecho DO para adaptarse a la Ley de Partidos y no desaparecer, ya que, según Álvarez, en caso de haberse presentado una reestructuración de los estatutos o una modificación de cargos orgánicos se habría hecho "sin mi conocimiento y sin convocarme a la asamblea general", siendo así irregular. 

Escrito a cuentas

Por otra parte, y tras la negativa de Jácome a entregarle las cuentas del partido, Manuel Álvarez también presentó esta semana un escrito al Tribunal de Cuentas, apelando a su condición de vicepresidente, en la que solicita las cuentas anuales de DO desde 2014 a 2019, "a fin de comparar los datos con los que a su vez han sido facilitados por la Diputación y el Concello de Ourense y las aportaciones al partido por personas físicas", ya que presupone que "hay diferencias". 

Decisiones del secretario

En el entorno de los críticos de DO consideran que el secretario municipal de Concello podría estar incurriendo en irregularidades  al no haber tomado en consideración ni informado al pleno del escrito en el que el Ministerio de Interior reconoció a Manuel Álvarez como vicepresidente y que éste le remitió en noviembre, mientras que sí dio trámite al escrito que le envió Jácome en el que le reconocía a éste como presidente, y en el que se amparó para situar a Álvarez en el grupo de no adscritos. 

Tampoco se descarta que esto acabe llegando a la vía judicial, ya que el secretario tomó en consideración una asamblea celebrada en un hotel para expulsar a Manuel Álvarez que no fue trasladada al Ministerio de Interior y en la que participaron "un grupo de amigos", como lo definen en el círculo de los críticos. En el sector crítico insisten en que el secretario no atendió el escrito que el 15 de septiembre enviaron los cuatro "díscolos" nombrando a Miguel Caride como portavoz, pero sí atendió el enviado por Jácome un día después anunciando la expulsión de estos del grupo.

En paralelo, hay que recordar el archivo provisional de la investigación judicial sobre el manejo de fondos de DO por parte de Jácome. El exasesor que lo denunció, Bruno Blanco, ya ha decidido recurrir, y, en caso de que no lo haga la Fiscalía, valorarían recurrir los concejales denunciantes. 

Ayer acabó el plazo para que do justificase su adaptación a la ley de partidos y manuel álvarez confirmó a interior que no se hizo.