Ourense

Un ourensano asegura que apuñaló a dos hermanos en defensa propia

Ourense

TRIBUNALES

Un ourensano asegura que apuñaló a dos hermanos en defensa propia

Los hermanos Rafael y Faustino J.H. junto al tercer inculpado, Jesús Ángel D.J.V (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraLos hermanos Rafael y Faustino J.H. junto al tercer inculpado, Jesús Ángel D.J.V (ÓSCAR PINAL).

Uno de los acusados atribuyó a la anestesia recibida en el CHUO los olvidos en la vista oral

La pelea ocurrida en el bar Tingwi en el barrio de Covadonga en la noche del 18 de marzo de 2016 acabó con tres personas lesionadas -dos de ellas hospitalizadas-, taburetes, mesas y vasos por el suelo. Dos de los heridos, los hermanos Faustino y Rafael J.H., fueron los peor parados ya que recibieron varias puñaladas por parte de Jesús Ángel D.J.V. Este último también resultó herido, con pronóstico más leve.

En la vista oral seguida en la Audiencia de Ourense en la mañana de este jueves no quedó claro quién comenzó la pelea, qué la desencadenó -un testigo dice que recibió una primera bofetada, la de la discordia, por beber un Cola Cao- y cómo sucedió. Solo los resultados de la misma: tres heridos y un local estragado.

Los tres inculpados mantienen versiones contrarias, con muchas lagunas. Rafael incluso las atribuyó a la anestesia que le suministraron en el hospital para curarlo de los "tres pinchazos recibidos". Por su parte, los testigos llamados a juicio alegaron que no vieron nada porque se metieron en el cuarto de baño cuando comenzó la refriega.

El fiscal para sostener su acusación recurrió a la declaración judicial de un cliente que ahora está en paradero desconocido. Según esa versión, Rafael dio una bofetada a F.F.G. porque le mostró un vídeo que le resultó ofensivo, lo que desencadenó que Jesús Ángel D.J.V., quien estaba dando de comer a una niña pequeña, mediara y comenzara a pelearse con los hermanos, utilizando una navaja que llevaba en el bolsillo del pantalón. Para este último, el fiscal reclama ocho años de prisión (cuatro por cada uno de los dos delitos de lesiones imputados). Pero también pide 12 meses multa, a razón de 12 euros al día, para los otros dos inculpados, además de las correspondientes indemnizaciones.

Ana Carnicero, la letrada de este inculpado, asegura que su cliente se limitó a defenderse. Según esta versión, lo acorralaron hacia la esquina de una barra y allí cogió un cuchillo limonero "y lo empuñó contra los hermanos con el fin de que dejaran de golpearle". Entiende que lo único que hubo fue "una situación de legítima defensa ante la desigualdad de condiciones que existió".

La acusación particular que ejerce Rafael contra Jesús Ángel retiró la tentativa de homicidio y acusó por lesiones agravadas: es decir, pasó de pedir 10 años de cárcel a cinco. Tiene en cuenta el informe del forense que sostiene que las lesiones difícilmente encajan en una mecánica accidental.

Por último, el abogado de Faustino reclamó para su cliente la absolución y para Jesús, como acusación particular, un año de cárcel por las lesiones que sufrió (en un principio pedía tres años).