Ourense

La "chave" también vuelve en Ourense

Ourense

CRÓNICA

La "chave" también vuelve en Ourense

En grupos pequeños y aún sin competición oficial, este deporte tradicional entra en su propia desescalada. "Ata que non esteamos todos vacinados non podemos ser moitos". Llevan un año sin liga provincial, pero ya entrenan. "As institucións non dan un peso"

La desescalada ha llegado como un soplo de aire fresco a uno de los juegos tradicionales por antonomasia de la provincia: la "chave". Y es que tras las restricciones que impedían juntar a no convivientes, los habituales del Club de Chave de la Alameda de la ciudad se quedaron sin entrenamientos. "Un día veu a policía e díxonos que non podiamos". Ahora llevan un año, desde marzo, sin competir, aunque han regresado a entrenar. "Levamos sen competir desde o mes de marzo, xa vai para un ano, pero alomenos cando a epidemia o permitía iamos facendo algúns adestramentos". Ayer, volvían a la cancha de la Alameda con ilusión. Solo cuatro, eso sí, para guardar los protocolos de seguridad. "Aquí estamos como queremos, facémonos o cafeciño e pasamos a mañá", relataban ayer en un entreno dos para dos. Tienen claro que tiene que ser con precauciones: "En canto non esteamos todos vacinados non pode haber moita xente", señala Norberto Araújo. "Hai que ter ficha para xogar, como xa nos dixeron os policías. Se veñen temos que ensinar a ficha", explica. 

Este deporte tradicional ha perdido adeptos con los años. "Chegamos a ser 280 fichas no clube, agora andamos polos 30", lamentan. La competición a nivel gallego la perdieron y juegan a nivel provincial: "Xa non nos axudan as institucións, nin Concello nin Deputación dan un peso". 

Moreno, 85 años y dos operaciones, pero con fuerzas

Ourense 28/2/21
Reportaje sobre la vuelta al juego en las pistas de chave de la alameda

Fotos Martiño Pinal

Manuel Martínez "Moreno", antiguo dueño de la armería de A Ponte, tiene 85 años y lleva más de 50 en la chave. "Cheguei a ser campión de Galicia", presume. Confiesa que "xa hai menos forzas", comprensible, por la edad y sus operaciones de colon y vesícula. Sus compañeros revelan cuánto bien le hace esto. "Se non, igual xa non se movía". 

Te puede interesar