Ourense

El Concello valla tramos de La Habana para evitar atropellos

Ourense

SEGURIDAD - CIUDAD

El Concello valla tramos de La Habana para evitar atropellos

Valla instalada en la confluencia de la avenida de La Habana y Curros Enríquez.
photo_cameraValla instalada en la confluencia de la avenida de La Habana y Curros Enríquez.

Los cruces con Ramón Cabanillas, Valle Inclán y Curros Enríquez, los elegidos por su peligrosidad

Tres intersecciones de la avenida de La Habana cuentan desde esta semana con vallas para disuadir a los peatones de cruzar por fuera de los pasos de cebra y reducir, así, el riesgo de atropello en una de las calles más transitadas diariamente.

El concejal de Infraestructuras, José Araújo, destaca que la decisión se ha tomado después de un concienzudo análisis efectuado por la Policía Local, a la que se pudo ver en varias ocasiones vigilando el comportamiento de los viandantes, "para incrementar a seguridade viaria".

De esta manera, los cruces de la avenida de La Habana con las rúas Ramón Cabanillas, Valle Inclán y Curros Enríquez cuentan con tres parejas de vallas, una a cada lado de la calzada donde no hay pasos de cebra, que complican cualquier cruce indebido a no ser que se invada la zona reservada para los vehículos.

"Debemos evitar riscos, detectouse que había un problema nestes puntos e decidimos instalalos", confirma Araújo.

Pese a que el objetivo era que todos los cruces estuviesen completamente vallados durante el día de ayer, tras iniciar los trabajos la empresa encargada el martes, un pequeño defecto en una de las barreras instaladas en la intersección con la rúa Valle Inclán, "que non se axustaba ben á inclinación", motivó que se retirara temporalmente para proceder a su arreglo y dejar todo en perfecto estado.

Desde el Concello no descartan que esta medida pueda ampliarse a otros puntos conflictivos de la ciudad, con el objetivo de reducir al máximo los atropellos. La instalación de estas vallas se une al estudio que se está llevando a cabo, por ejemplo, para eliminar los obstáculos que impiden una perfecta visibilidad en los pasos de peatoens, como pueden ser contenedores o coches aparcados.