La Región

EN OURENSE

Cuando los clientes son "familia"

La Ferretería Bazar Lago cierra este sábado sus puertas después de 27 años en A Ponte. Sus dueños, Teresa González y Jesús Lamelo, ya jubilado, se despiden estos días de los clientes, la "otra familia".  

Jesús Lamelo y Teresa González posan a las puertas de su negocio, Ferreteria Bazar Lago (XESÚS FARIÑAS).
Jesús Lamelo y Teresa González posan a las puertas de su negocio, Ferreteria Bazar Lago (XESÚS FARIÑAS).
Cuando los clientes son "familia"

El cartel de "liquidación" saluda a los clientes que entran estos días en la Ferretería Bazar Lago de A Ponte. La aventura iniciada hace 27 años por sus dueños, Teresa González y Jesús Lamelo, llega a sus últimas páginas con una mezcla entre alegría y tristeza. "Eu implícome moito coa xente, hai moitos clientes aos que ves máis coma familia que como clientes e claro, da moita morriña", explica Teresa González, que regenta el negocio desde la jubilación de su marido, Jesús Lamelo. 

El matrimonio, que venía de trabajar fuera de Ourense, apostó por la ferretería, sin experiencia previa en el sector. "Aquí foi todo novo, montámolo pensando en durar ata a xubilación, pero un nunca sabe", comenta González. Durante estas tres décadas, hubo tiempo para buenos y malos momentos, pero sobre todo, para aprender: "Eu sempre intentei facer o posible polos clientes e axudalos, cometendo erros ás veces, claro, pero todos nos equivocamos". En la balanza, resultado positivo: "Só espero que a época que chega agora, de non ser mellor, que sexa igual de boa que o que vivimos aquí". 

Paula Lamelo, una de las hijas del matrimonio, recuerda las tardes dentro de la ferretería: "De pequeños, al salir del cole, siempre nos tocaba venir y merendar". Lamelo añade, mirando a su madre: "Nos criastéis aquí". La hija también recuerda el esfuerzo e implicación de sus padres: "Si no había una pieza que un cliente buscaba, siempre encontraban la forma de que no se fuese sin lo que necesitaba". 

Ahora toca descansar, merecidamente: "¿Le dijiste que tuviste vacaciones una sola vez, desde hace 27 años?". "É que se non tiñamos traballadores eramos os dous, e ter vacacións un si e o outro non... Non é o mesmo", asegura González. 


"Sen comercio, isto morre"


La ferretería bajará la persiana definitivamente este sábado, y aseguran que la difícil situación del comercio local ayudó a la toma de decisión: "Eu aínda non me xubilo, pero as cousas están moi difíciles e fixéronnos unha oferta polo baixo –situado frente a la futura intermodal– pola chegada do AVE. Custou tomar a decisión pero pensamos que igual non tiñamos outra oportunidade". González tiene claro que el servicio del comercio local no se encuentra en las grandes superficies: "Eu quero entrar nun comercio no que a persoa me pode aconsellar e axudar, e non entrar nun gran almacén, comprar e marchar". En la manifestación a favor del comercio local, el pasado 20 de febrero, González y Lamelo estuvieron presentes: "Preferimos pechar ese día para que, polo menos, nos escoiten e se decaten de que sen os comercio, Ourense morre".