La Región

DELITO

Las denuncias por estafas en internet se duplicaron en Ourense este año

A una vecina de Pereiro le retiraron 12.800 euros de su cuenta para ingresarlos en otra del extranjero

Un viandante muestra las tarjetas de crédito que lleva asociadas a su teléfono móvil (JOSÉ PAZ).
Un viandante muestra las tarjetas de crédito que lleva asociadas a su teléfono móvil (JOSÉ PAZ).
Las denuncias por estafas en internet se duplicaron en Ourense este año

Las denuncias por estafas a través de internet, la mayoría alusivas a cargos de dinero en cuentas bancarias por compras, se incrementaron desde que comenzó el año y ya superan a las registradas en todo 2018. Las fuerzas de seguridad recogieron un total 236 denuncias desde el pasado mes de enero, frente a las 220 registradas en el 2018, según los datos que maneja el Ministerio del Interior.

La última de las denuncias la presentó una vecina de Pereiro de Aguiar, identificada como K.F.D., de 44 años, argumentando que le retiraron 12.800 euros de su cuenta corriente sin su autorización. Los delincuentes cibernéticos transfirieron el dinero a una cuenta en el extranjero.

La Guardia Civil mantienen una investigación abierta con el objetivo de identificar a los estafadores. Los agentes contactaron con la sucursal y las primeras hipótesis apuntan a que los delincuentes utilizaron un sistema novedoso para acceder a los datos bancarios de la denunciante y lograr transferir el dinero, primero a una cuenta, y más tarde, a otra con el objetivo de eliminar rastros que puedan identificarlos.

El pasado día 7 de junio, otra vecina de Ribadavia, identificada como M.T.R.E., denunció cargos en su cuenta por importe de 497 euros sin su autorización por distintas compras asociadas a su tarjeta. "Muchas de las denuncias terminan resultado falsas. El dinero lo gastaron o retiraron los denunciantes", apuntan en el Instituto Armado, puntualizando que, ante cualquier cargo de dinero sin autorización del titular de la cuenta, la entidad financiera afectada tiene que reingresar la cantidad al afectado.

La Guardia Civil tomó declaración el pasado miércoles a un vecino de Monterrei, J.F.S.G., de 58 años, en calidad de investigado por simulación de delito.

Este vecino denunció en la Comisaría de Ourense la semana pasada que le habían cargado 500 euros por compras en su cuenta sin su autorización. Acto seguido, se personó con la denuncia en la entidad financiera para que le devolvieran el dinero. Los agentes comprobaron durante una investigación que lo había gasto él mismo entre los meses de marzo y abril.

Pero no es el único. Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional investigan cada una de las denuncias. Desde el pasado enero tomaron declaración a 20 personas en calidad de investigadas por simular que le habían cargado dinero en la cuenta por compras en internet tras gastarse el dinero.