La Región

TERMALISMO

Desmienten la alarma creada por el PSOE sobre la contaminación en las termas ourensanas

El PSOE denuncia la "contaminación" de las termas  con un informe que era sobre potabilidad  
Las termas de A Chavasqueira.
Las termas de A Chavasqueira.
Desmienten la alarma creada por el PSOE sobre la contaminación en las termas ourensanas

Las aguas termales de la ribera del Miño son seguras para el baño. Así lo certificó este miércoles el Laboratorio de Microbiología de la Universidad de Vigo, único encargado de realizar los informes para el Concello, tras la alarma generada por el PSOE, que esgrimió un análisis del Colegio de Farmacéuticos de Ourense, entidad que desmintió tal información, aclarando que su informe no habla de contaminación.

Según el grupo socialista, que presentó una denuncia ante la Consellería de Sanidade en base a los resultados de ese informe sobre la calidad del agua para consumo humano,  las aguas termales –Muíño da Veiga, Outariz y A Chavasqueira– tienen "niveis tóxicos de contaminantes". 

Los socialistas pidieron al Concello y a la Xunta que tomaran "as medidas oportunas coas cautelas e protocolos necesarios". La concejala Rosa Martínez incluso aseguró que la concejala de Termalismo, Flora Moure, "negouse a achegarnos as análises das augas termais alegando que a xefa de servizo estaba de vacacións". El  portavoz del PSOE, Rafael Villarino, criticó el "erro flagrante" y alertó del "perigo" para bañistas. 

Todo esto fue antes, claro, del desmentido del presidente del Colegio de Farmacéuticos, Vicente Jairo Álvarez, que dejó claro que su informe no alude la contaminación de aguas termales, "una cuestión que atañe directamente a la Universidad de Vigo", dijo, y resaltó que "en ningún caso se puede desprender que sea perjudicial el baño,  sino que analiza la potabilidad –aptitud para el consumo humano–, y que solo indicaba que "no es apta para beber". Es algo, dijo, "lógico", porque el resultado sería el mismo "si analizamos la potabilidad del agua de nuestros ríos, mares u océanos. A nadie se le ocurre beber el agua de donde se baña".

La edil Moure, por su parte,  tildó las acusaciones de"infundadas e alarmistas", porque es un tema "de salud pública y no se puede crear alarma social", y lamentó que "o  PSOE actual rache coa política termal que impulsara José Ángel Vázquez Barquero, que  sempre confiou e defendeu o traballo da concellería e do laboratorio". 

El último informe –del 5 de septiembre– oficial indica un nivel "aceptable" para el baño. 


Agua de consumo humano, no para bañarse


El análisis de las aguas termales presentado por el PSOE  mostraba niveles demasiado elevados de gérmenes, coliformes, Escherichia coli y enterococos.  Pero , ¿por qué no puede validarse? 

La muestra, que no fue recogida por personal del laboratorio del Colegio de Farmacéuticos, sino por la propia concejala socialista Rosa Martínez,incluye que esos parámetros incumplían el Real Decreto 140/2003. 

Ahí radica el error de la interpretación socialista, ya que eso alude a los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano, y ahí no se encuentran las aguas termales ni de baño.

 Se listan las que se usan "para beber, cocinar, preparar alimentos, higiene personal y otros usos domésticos, las utilizadas en la industria alimentaria para fines de fabricación, tratamiento, conservación o comercialización de productos o sustancias destinadas al consumo humano, las utilizadas en la limpieza de las superficies, objetos y materiales que puedan estar en contacto con los alimentos".