Ourense

La hora de la estrategia turística de Ourense

Ourense

EL FUTURO DEL TURISMO

La hora de la estrategia turística de Ourense

Señal que indica la entrada a Ourense, "capital termal".(ÓSCAR PINAL)
photo_cameraSeñal que indica la entrada a Ourense, "capital termal".(ÓSCAR PINAL)

Tras un año de récord en ocupación hotelera, la provincia afronta el reto de mantener esta tendencia. La receta de dos expertos: desestacionalización, especialización y hoja de ruta a medio y largo plazo.

La estadística de ocupación hotelera divulgada el pasado miércoles por el INE certificó un año sin precedentes para el turismo en la provincia de Ourense, con récord tanto de visitantes (335.986) como de pernoctaciones (629.476) mientras que el resto de provincias gallegas, tras un gran ejercicio en 2017, vieron caer la llegada de personas.

Partiendo de la base de que se está ante una noticia positiva, expertos en materia turística avisan a las administraciones y sectores implicados en la promoción de la provincia de que, aprovechando la coyuntura, ha llegado la hora de tejer una estrategia, un plan a medio y largo plazo que permita hacer del turismo, una materia de desarrollo social y económico.

"¿Cuál va a ser el desarrollo para la próxima década? Los mimbres los tenemos, pero hace falta meter la sexta marcha, tener un marco global. Que se sepa que es lo que se quiere. Soy optimista por los recursos que tenemos, pero cauteloso por la planificación", comenta el profesor de Economía Aplicada en el Campus Patricio Sánchez, que recomienda también no dejarse llevar por la euforia por los registros conseguidos en 2018 "pese a que el año haya sido bueno".

Su compañero en la Facultad de Empresariales y Turismo Alberto Vaquero se posiciona en la misma línea, poniendo el foco en la política comunicativa con la que "vender" la provincia para hacerla atractivo a los turistas.

"Ourense tiene recursos suficientes para mejorar, pero es necesario una mejor política de comunicación, porque otras provincias con menos potencial tienen mejores resultados, por lo que sería necesario conocer qué actuaciones están realizando para mejorar", sostiene Vaquero.


Desestacionalizar


Como única provincia de Galicia sin costa, ambos expertos coinciden en la importancia de conseguir la tan ansiada desestacionalización, algo que pareció atisbarse durante el año pasado, al conseguir los mejores registros históricos de visitantes en los meses de enero, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

"Aquí tenemos que jugar con no traerlos en agosto, no es lógico. Habría que ir hacia primavera y otoño", apunta Patricio Sánchez. 
Mientras, Alberto Vaquero, al constatarse que Ourense sube mientras el resto de provincias gallegas baja, ve una oportunidad. "Puede estar cambiando el tipo de demanda, esto es algo que debe ser aprovechado por nuestra provincia", añade.


Especializar


Uno de los grandes objetivos de las diferentes administraciones ha sido poner en el centro de la estrategia turística el termalismo. ¿Pero es lo adecuado? Sánchez y Vaquero tienen claro que debe ser algo troncal, aunque ponen deberes urgentes y ven imprescindible combinarlo con otros recursos de los que Ourense "puede presumir", como el patrimonio o la gastronomía.

"Es curioso que queramos vender que somos la ciudad termal cuando no hay ni un solo balneario. ¿Entonces solo les vamos a ofrecer el agua? Algo básico de los turistas termales es que les gusta comer bien. Hay una oportunidad, por ejemplo, en los festivales gastronómicos, concursos de tapas, pero tengo la sensación de que se va a bandazos", dice Patricio Sánchez.

La falta de un hotel termal es algo con lo que se queda también Alberto Vaquero, que invita también a "explotar" mejor las orillas del Miño. "La ciudad carece de instalaciones hoteleras que aprovechen directamente los recursos y, después, las termas no están lo suficientemente explotadas, hay mucho trabajo por hacer", explica el profesor, que aconseja también "no centrarse solo en una vertiente turística, es mucho mejor un pack con gastronomía, cultura o deporte".

"Como no estemos preparados, el AVE solo servirá para que sigan de largo"

La próxima llegada del AVE, prevista para mediados de 2020, ha disparado la euforia entre los principales representantes de la provincia, que señalan que se convertirá en un punto de inflexión para la provincia ourensana, que quedará a algo más de dos horas de Madrid.

Para los expertos en turismo, de nada servirá el tren de alta velocidad si no va acompañado de una estrategia. "Como no estemos preparados, solo servirá para que la gente siga de largo", sostiene el profesor Patricio Sánchez, en la línea de lo que manifiesta el docente Alberto Vaquero.

"Desde hace años llevo diciendo que el AVE es algo muy importante pero que no debe entenderse como la panacea que resolverá los problemas económicos que tenemos. Si no aprovechamos el potencial, los turistas no bajarán en Ourense, sino que pasarán. Debemos hacer atractiva la provincia", apremia Vaquero.