Ourense

Aquellos, y estos, locos años 20

Ourense

CRÓNICA

Aquellos, y estos, locos años 20

Una amenazante lluvia no pudo impedir que funcionara un año más la máquina del tiempo. Y Ourense quedó de nuevo convertida en aquella Bela Auria de Blanco Amor, Otero Pedrayo o Vicente Risco.

Hace cien años se publicaba el primer ejemplar de la Revista Nós. Y ayer resurgió de nuevo aquel Ourense clásico, con una floreciente actividad cultural, gracias a la fiesta histórica organizada por la asociación A Bela Auria.

Las actividades comenzaron a las 11 de la mañana con una visita guiada que giraba alrededor de la vida y obra de Eduardo Blanco Amor, y después el programa continuó con cuentacuentos, conciertos o bailes desenfadados en los Jardines del Bispo Cesáreo, durante una larga jornada que fue gratuita pero controlando el aforo para evitar aglomeraciones. 

Boinas, chaquetas y faldas fueron tendencia durante un día en la Alameda. Silvia Nogueira, vestida para la ocasión, lleva ya seis años acudiendo a esta cita. Recuerda con nostalgia los años en los que se celebraba en el Jardín del Posío: "Éramos muchísima gente y era todo más libre, cogías un trozo de empanada, te tirabas en el jardín…". No obstante, celebra que se pudiera mantener la fiesta, algo con lo que ya no contaba en esta ocasión. "A mí los años 20 me parecen maravillosos, y me encanta todo lo que son las vestimentas y disfraces. Desde luego en Ourense somos muy de carnavales. Llevábamos meses sin disfrazarnos y ya tocaba una alegría", destaca.

Uxía López,David Gómez o Germán Camacho, en cambio, acudían a este Ourense transformado por primera vez, gracias a la cartelería y las recomendaciones de amigos. Y Antonio Ferreiros ya conocía la fiesta, pero es la primera edición en la que participa, acompañado de Fernando: "Nos daba mucha pena que se pasase en blanco el centenario de la Xeración Nós, y además somos un poco payasos y nos gusta disfrazarnos. Vista desde fuera ya nos parecía una fiesta muy bonita y queríamos ser parte de ella. Este es un año muy especial para Ourense, casi su Xacobeo, y no podía pasar sin pena ni gloria. A pesar de todo lo que está ocurriendo en el mundo, hay que hacer un esfuerzo por darle vida cultural a la ciudad", defiende. A la hora de indagar en su armario en busca de la vestimenta adecuada para la época, tuvieron un curioso descubrimiento: "Nos hemos dado cuenta de que somos unos antiguos, muy de los años 20, sin proponerlo".

Antía Pousa ya es toda una "veterana" de la fiesta: "É un pracer que alguén mova algo nesta cidade con respecto á cultura, e este ano había que celebralo si ou si". Asistió a actividades como el espectáculo de circo o el cuentacuentos de Ánxel Moure. Alba Fernández, también asidua a la Bela Auria, la reivindica: "Es muy interesante conocer la historia y los orígenes de nuestra ciudad". 

Bernardo lleva décadas participando y lamenta todos los obstáculos de este año: "La pandemia, el tiempo…". No obstante, prefiere quedarse con lo positivo: "Non queremos perder o espírito de vivir un día agradable recreando aqueles anos tolos dos 20. O importante é que se manteña a festa e se lembre todo o que representa a Xeración Nós, que ata tratou temáticas e cuestións que aínda están de actualidade", subraya. Y, sobre este centenario tan atípico para la célebre agrupación literaria, le quita importancia tirando de retranca: "Se non é centenario é centenario, pero todos os anos son aniversario".