Ourense

La campaña antigripal avanza en Ourense pese a "problemas puntuais"

Ourense

Sanidad

La campaña antigripal avanza en Ourense pese a "problemas puntuais"

Un hombre se vacuna contra la gripe en Ourense (XESÚS FARIÑAS)
photo_camera Un hombre se vacuna contra la gripe en Ourense (XESÚS FARIÑAS)

La masiva demanda, con 58.298 ourensanos vacunados, obliga a priorizar a la población de riesgo

La campaña de la vacunación continúa para la población general,  iniciada el 13 de octubre hasta el 31 de diciembre, no  está exenta de "problemas puntuais", según reconoció ayer José Antonio Taboada, jefe del servicio de control de enfermedades transmisibles de la Consellería de Sanidade. Estas dificultades, detectadas principalmente en la falta de suministros, aseguró que se deben a "erros persoais" en la petición de más vacunas y no a causa de "falta de doses".

La alerta se han producido en la vacuna denominada vaxigrip, destinada a los menores de 65 años, de la que Sanidade contará con 84.717 dosis dentro del almacén en próximos días. La semana pasada, Pepa Rodríguez, coordinadora de la campaña en Ourense, ya resaltaba la elevada participación de estas personas, trabajadores con mayor contacto social como sanitarios o empleados de residencias sociosanitarias: "Nestes colectivos pode que estemos nun triplo máis das vacinacións ca noutros anos", indicaba. La provincia cuenta con 181 puntos de vacunación por los que ya han pasado 58.298 ourensanos para vacunarse en poco más de dos semanas.

Galicia al completo ronda las 400.000 personas inmunizadas contra la gripe, en un año en el que se cuentan con 865.830 dosis, una más específica para mayores de 65 años y otra para el resto. "En pouco tempo conseguimos unha cobertura 36% nas personas que superan os 65 anos. O obxectivo está no 75% e contamos con doses para dar cobertura a un 83%", afirmó Taboada. Los sanitarios también participaron activamente, desde el inicio de la campaña para ellos el cinco de octubre. Taboada confirmó que 24.799 profesionales del Sergas están inmunizados, lo que supone 7.000 más que en toda la campaña pasada.

Sanidade detectó un elevado número de personas que no pertenecen a los grupos de riesgo -mayores de 65 años, crónicos y embazadas- que ya se han vacunado, por lo que piden que aquellos que no pertenezcan a ninguno de estos grupos, espere. "Non hai problema en vacinarse máis adiante. As estimacións son que as epidemias chegarán a mediados de xaneiro e os que se vacinen na campaña estarán totalmente protexidos", destacó Taboada. 

Las vías para solicitar una cita son a través de internet o con una llamada al centro de salud. La primera opción ya recoge una "recomendación" para priorizar a la población diana. "Ao principio non se discriminaba a ninguén. Agora toca priorizar a esas persoas, pero non se elimina a posibilidade para o resto da poboación", explicó Taboada.