La Región

MEDIO AMBIENTE

Medio Rural instalará 13 cámaras en los montes para luchar contra el fuego

La Xunta reforzará la vigilancia contra los incendios, pero oposición, trabajadores y ecologistas alertan de que no se cambia el modelo 

Medio Rural instalará 13 cámaras en los montes para luchar contra el fuego

La Consellería de Medio Rural creará una red de vigilancia en los montes de la provincia con 13 cámaras instaladas en las parroquias de alta actividad incendiaria, más de un tercio de todos los dispositivos que instalará para este fin en toda Galicia. La colocación de estos aparatos tendrá una finalidad "de control e de disuasión". La distribución será de cuatro en el distrito XIII –Valdeorras–, tres en el distrito XV –A Limia– y dos en los distritos XI, XII y XIV – O Ribeiro y Arenteiro, Miñoo y Arnoia, y Verin y Viana–

Esta es una de las actuaciones estrella que la Xunta prepara para hacer frente a los fuegos, junto a otro tipo de medidas "xa en marcha" que fueron incluidas en la ley de acompañamiento de los Orzamentos de 2018.

Esta semana, los fuegos han vuelto a la actualidad con el inicio en el Parlamento de la comisión especial sobre los incendios forestales. La Xunta ha desgranado algunas de sus medidas, entre las que se encuentran la colocación de cámaras. Este tipo de medidas no acaba de convencer a diferentes colectivos, que mantienen la preocupación por la ausencia de un cambio de dinámica. Brigadistas, ecologistas y partidos de la oposición piden más y alertan de que se está cayendo en los mismos errores del pasado y que no hay un cambio de modelo.

PLano Laboral

"Isto é un círculo vicioso.Á hora da verdade xa estamos en febreiro e de momento non vimos cambios. Os traballadores de tres e de nove meses estamos agora na rúa, cando o que levamos sinalado todo este tempo é que estes meses son a chave para atallar os incendios", indica Luis González, portavoz de Atrifoga. Las reivindicaciones siguen siendo las mismas. "Pedimos unha reunión coa consellería para a cobertura de prazas, e nin se nos recibiu e a estas alturas siguen quedando moitas por cubrir", lamenta Óscar Rodríguez, delegado de CC.OO. de bomberos forestales. El bombero Manuel Martínez ve "ligeras mejoras" pero nota la "falta de operatividad" al no haber un único contratador. "Da la sensación de que los pliegos se adaptan a las empresas y no al revés", añade, señalando la necesidad de que en las brigadas se una gente experimentada con los refuerzos, porque para afrontar el fuego "no solo cuenta el físico, sino también la experiencia".

Concellos

Los municipios también están preocupados, no solo por las ayudas, sino por el cambio en el modelo de gestión del monte. La Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) incide en que los incendios del pasado octubre tienen que ser "un punto e á parte" en la prevención. "O que xa deixamos claro os concellos no mes de xuño, moito antes de que ocorresen os devastadores incendios de outubro, é que os municipios non temos capacidade para actuar en todos e cada un núcleos de poboación", manifiesta el presidente, Alfredo García, que expresa que si no hay una "seria e importante colaboración" entre todas las administraciones "todo seguirá igual".

Oposición

La parlamentaria ourensana del BNG, Noa Presas, considera que la comisión sobre incendios llega "tarde", ya que considera que "debería estar como moi tarde en primavera". Asimismo, defiende la "necesidade dun plan específico" para la provincia de Ourense en la cuestión forestal, "porque os problemas son diferentes aos doutras provincias". En cuanto a los avances, considera positivo que se llegase a "algún consenso" pero mantienen la necesidad "de adiantar o Pladiga, el plan gallego antiincendios, "alomenos ao mes de abril". En esa crítica coinciden los brigadistas de Atrifoga, que no ven normal "que o Pladiga saíse o ano pasado en pleno mes de xuño". Alertan de que este año no parece mejorar la situación: "Estamos na mesma dinámica".

Desde En Marea, Davide Rodríguez señala que de las 30 medidas anunciadas por la Xunta "só seis son novas", ya que asegura que muchas ya se recogen en diversas leyes. "Están facendo fraude porque non cumpren as leis que xa está en vigor", añade. El parlamentario advierte: "Queda só un mes para que poida empezar os incendios de primavera e seguimos estando totalmente desprotexidos".

El secretario provincial de Medio Rural del PSOE, José Alberto Martínez, cree que "ten que haber moitos cambios" y defiende que la proOurense "é diferente", por lo que merece un trato "distinto". Ve necesario "crear empresas sustentables no eido rural, aproveitando novas demandas como biocompost ou pellets", y apuesta por "incentivar á xente para manter limpo o monte".

Ecologistas

Xosé Santos, del Comité de Defensa do Monte Galego, cree que "non se está facendo nada" y advierte de que la dotación presupuestaría "non se executou ao completo" en el 2017. Santos defiende que en Ourense "hai un feito diferencial claro", y cree que si no se incide en una investigación profunda de las causas, que haya muchos incendios "dependerá de novo da variante meteorolóxica".