Ourense

Las 30 cabinas que aún quedan en Ourense, un estorbo inútil

Ourense

Reportaje

Las 30 cabinas que aún quedan en Ourense, un estorbo inútil

Gran parte de los teléfonos públicos están repletos de pintadas. (Fotos: Martiño Pinal)
photo_cameraGran parte de los teléfonos públicos están repletos de pintadas. (Fotos: Martiño Pinal)
La ciudad todavía guarda en sus calles una treintena de teléfonos públicos, diana de vándalos y publicidad ilegal. Las que funcionan, apenas se utilizan, y las que están inutilizadas ocupan espacio

En la ciudad sobreviven unas 30 cabinas telefónicas, diana de vándalos y publicidad ilegal con el permiso de Telefónica, que obvia su mantenimiento. Cristales rotos, graffitis y papeles se acumulan en los teléfonos, que aunque en su mayoría todavía funcionan, su uso ha quedado residual.

"¿La cabina? Nadie la utiliza, o al menos yo nunca he visto a nadie hacerlo", señala una viandante en Celso Emilio Ferreiro. De las dos cabinas de la calle, solo una funciona. "Te da un servicio si te quedas sin saldo en el móvil, es lo único para lo que podrían ser útiles...", añade. Un paseo por la ciudad muestra al viandante la nueva función de las cabinas como tablero publicitario. En algunos casos, grandes vinilos, en otros, simples hojas de papel pegadas con celofán en el cristal. En los mejores casos, los gamberros llenaron de graffitis el teléfono. En los peores, los vándalos destrozaron el cableado, la palanca para recoger el cambio, la pantalla o incluso el panel inferior. 

telafano_resultado

La cabina del parque de San Lázaro muestra estos días la degradación y falta de cuidados del servicio: el teléfono no funciona, los cristales se acumulan en el panel inferior y en el lateral se pueden ver varios cables arrancados. Un aspecto que poco tiene que ver con el de un servicio de calidad. En Concejo, el aparato está inutilizado, sucio y rayado. En Eulogio Gómez Franqueira, el panel de anuncios se llena cada semana de hojas publicitarias ilegales, mientras solo uno de los teléfonos funciona. En As Caldas o Progreso, las cabinas se han convertido en un mero espacio publicitario, aunque dentro ya nada funciona. "Para eso, que las quiten, ocupan espacio de las calles", señala algún vecino. 

Media llamada al día

Según datos de Telefónica, empresa encargada de la gestión de las cabinas en España, la media de uso mensual nacional se encuentra muy por debajo de una llamada diaria. De enero a octubre de 2019, la media de uso por teléfono y por día fue de 0,56 llamadas. Solo en octubre, el número medio mensual de llamadas se mantuvo en 0,37. 

La escasa demanda de la población –que en su gran mayoría dispone de teléfono móvil particular– provoca que el coste de mantenimiento de las cabinas sea cada vez mayor. 

papeles_resultado

El concurso estatal para la gestión del servicio quedó vacío el pasado mes diciembre,  por lo que Telefónica está obligada a ocuparse de los teléfonos públicos durante, al menos, dos años más. La colocación y gestión de cabinas se considera una de las prestaciones incluidas dentro del servicio universal de telecomunicaciones.

En Ourense: 94 cabinas

En la provincia ourensana sobreviven 94 cabinas –Telefónica está obligada a colocar un teléfono público en todo municipio de más de 1.000 habitantes, y dos en caso de llegar a los 3.000–. En total, en Galicia se mantienen 888 cabinas, una cifra muy que no va  en comparación con la poca demanda del servicio. 

A finales del siglo pasado, España llegó a albergar más de 65.000 cabinas telefónicas, de las que a día de hoy sobreviven alrededor de 15.450.

Más en Ourense