Ourense

Isabel Coixet: "Pazos de Arenteiro y Celanova eran el marco ideal para Elisa y Marcela"

Ourense

ENTREVISTA

Isabel Coixet: "Pazos de Arenteiro y Celanova eran el marco ideal para Elisa y Marcela"

Isabel Coixet en un momento de rodaje de la película en Pazos de Arenteiro.
photo_cameraIsabel Coixet en un momento de rodaje de la película en Pazos de Arenteiro.

Cineasta, directora de "Elisa y Marcela" explica cómo fue grabar en Ourense: "Fue una auténtica delicia rodar allí y todo el mundo nos ayudó muchísimo"

Ahora sí. Celanova y Pazos de Arenteiro se abren al mundo para contar en la gran pantalla parte de "Elisa y Marcela", la historia sobre el primer matrimonio homosexual documentado en Galicia que fascinó a Isabel Coixet. Ourense es uno de los cines seleccionados que desde hoy proyecta la película, antes de que llegue a Netflix el 7 de junio. Será en los Cines Ponte Vella, en dos sesiones diarias: 19,30 y 22,00 horas. Por el momento, hay sesiones programadas hasta el jueves 30 de mayo. Coixet quizás vuelva por aquí.

Los ojos de Elisa (Natalia de Molina) impactan por el miedo que transmiten en escenas como en la que le exigen que demuestre que es un hombre. ¿Qué emociones ha sido más difícil abordar?

Para mí lo mas complicado ha sido crear una narración cinematográfica a partir de hechos históricos de los que sabemos muchas cosas pero no todo lo que realmente ocurrió. Hay muchos huecos en la historia. El libro del historiador Narciso de Gabriel en su última edición plantea nuevas hipótesis sobre el devenir de Elisa y Marcela. Creo que es una historia que puede dar lugar a muchísimas versiones. La compañía gallega La Panadería ha hecho un montaje teatral desde otro punto de vista. Y estoy convencida que pronto veremos nuevas visiones sobre ellas.

¿Con quién vamos a sufrir más? ¿Con Elisa o con Marcela?

Creo que sufrimos con las dos porque las miradas de las dos actrices nos llevan a empatizar con sus personajes y su peripecia vital, que imagino, debió ser mucho peor que lo que mostramos en la película.

A la hora de trabajar con historias tan duras, que una sabe que fueron reales, ¿agota? ¿Cómo se ha sentido rodando?

Tanto yo como las actrices hablábamos del momento histórico que les tocó vivir, de cómo el rechazo a lo que se sale de la norma, hace imposible la vida de la gente en muchas partes del mundo. No fue especialmente duro el rodaje. A mí lo que me parece duro no es rodar escenas duras, sino vivirlas.

¿Cree que la historia, a pesar de ocurrir en 1901, llega en el momento “justo" a la sociedad en la que vivimos?

Lo cierto es que vivimos en una sociedad tan cambiante que ¿quién nos dice a nosotros que el matrimonio homosexual vuelva a prohibirse? Por desgracia, cosas que creíamos ya conquistadas vuelven a retroceder. Mira lo que ha ocurrido en ciertos países árabes donde hace 40 años, las mujeres habían conquistado terrenos que se les han vuelto a arrebatar...

¿Qué encontró en Ourense para que la peli tuviese que ser contada aquí?

Celanova, Pazos de Arenteiro y todos sus alrededores eran el marco ideal a nivel práctico y estilístico. Fue una auténtica delicia rodar allí y todo el mundo nos ayudó muchísimo. Además tengo grandes amigos y colaboradores que casualmente son de allí, así que siempre busco excusas para volver.

Aquí en Ourense, en Rairiz de Veiga, está documentado un matrimonio homosexual en 1061. El documento se conserva en el Archivo Histórico Nacional de Madrid. ¿Conocía la historia? ¿Se atreve a volver a Ourense?

No la conocía. ¡No me tientes!