Ourense

Un ourensano persigue a su expareja en el supermercado cuando no puede acercarse a ella

Ourense

VIOLENCIA MACHISTA

Un ourensano persigue a su expareja en el supermercado cuando no puede acercarse a ella

El personal de la tienda protegió a la mujer del presunto agresor hasta la llegada de los efectivos de  las fuerzas de seguridad 

Un vecino de la ciudad, de 47 años,  fue detenido por la Policía Nacional en la tarde del pasado día 28 después de perseguir a su excompañera por el supermercado Lidl, situado en una margen de la carretera N-120 a su paso por Casardomato (Ourense). La víctima alertó a la Policía Nacional ante el temor de que la agrediera, dado que la estaba siguiendo entre las estanterías.

Los hechos sucedieron pasadas las siete de la tarde y al lugar acudieron dos dotaciones policiales, cuyos agentes, según pudo saber este periódico, se encontraron con que el personal de la tienda estaba protegiendo a la mujer, que había acudido a realizar compras.

Los agentes localizaron al presunto agresor, que se mostró sorprendido por la presencia policial argumentado que había entrado en el negocio a realizar compras e  ignoraba que pudiera estar dentro su excompañera.

Los agentes, tras sacarlo del negocio, procedieron a su detención al comprobar que tiene en vigor una orden judicial que le prohibe acercarse a la mujer en un radio de 300 metros. El hombre prestó ayer declaración en el juzgado de guardia y quedó en libertad, aunque como investigado por un delito de quebrantamiento de orden de alejamiento.

Mensajes vejatorios

Pero no fue el único detenido por delitos relacionados con la violencia machista. La Guardia Civil puso a disposición del Juzgado de Instrucción de Trives a un vecino de Castro Caldelas, de  44 años, por enviar mensajes amenazantes y vejatorios a través de una red social a su excompañera y a su actual pareja con la que reside en la provincia de Madrid. El texto de los mensajes fue denunciado el pasado día 25 en una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. 

La víctima solicitó una orden de alejamiento argumentando que ya recibió más mensajes amenazantes del ahora detenido.