Ourense

Los productores de miel buscan abrir mercado en la cosmética

Ourense

Ecoagro

Los productores de miel buscan abrir mercado en la cosmética

Junto con la Universidad de Vigo y Adercou investigan el desarrollo de diversos productos

La Asociación para el Desenvolvemento Rural de Ourense (Adercou), junto con los productores de miel de este ámbito comarcal e investigadores de la Universidad de Vigo, están llevando a cabo el desarrollo de dos proyectos que pretenden ampliar las ventas al sector de la cosmética.

En concreto se trata, en primer lugar, de un proyecto realizado por un laboratorio que hizo las pruebas magistrales para poner en valor las potencialidades de la miel a través de la "posibilidad de crear productos cosméticos utilizando miel, poleo, propoleo, cera, etcétera", apuntan desde Adercou. "Como objetivo secundario, nos permitirá revalorizar áreas forestales, mejorar la oferta del producto y la polinización, así como disminuir el impacto de la contaminación de carbono en la atmósfera", añaden.

Durante la primera fase de esta investigación se han creado una serie de fórmulas magistrales que puedan ser aplicadas como diversos productos cosméticos. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de 18.404 euros, de los que el 50% han sido aportados por los fondos europeos Leader.

Un segundo proyecto, que cuenta con un presupuesto de 14.000 euros aportados por los propios concellos, tiene como finalidad llevar a cabo un estudio amplio de las características de la miel y sus ventajas en la utilización de este producto en la cosmética. Aglutinando a Universidad de Vigo y la Agrupación Apícola e Mel de Galicia, este segundo proyecto surge de "a necesidade de axudar ós apicultores a diversificar produtos da Colmea, entrando no sector da cosmética natural".

Los productos contemplados en este proyecto son crema antiedad, mascarilla facial, leche corporal, crema de manos y ungüento para pies -este último, propuesto desde Adercou-.

"Estamos en la fase de evaluación de los cinco cosméticos elaborados, que estamos testando con un grupo amplio de 60 personas, con edades comprendidas entre los 18 y los 70 años sin patologías previas", explica Carmen Paula Gómez, investigadora de Física Aplicada de la Universidad de Vigo y que, junto con Lourdes Mourelle, forma parte de este equipo investigador dirigido por el doctor José Luis Legido.

Las pruebas se han venido desarrollando entre los días 1 y 29 de septiembre "y ahora, en un plazo estimado de 15 días, llega el momento de las conclusiones", señala Lourdes Mourelle.

En esta fase final se están realizando dos tipos de pruebas: "objetivas, en las que se mide la hidratación, la elasticidad, el sebo, etcétera. Y después una subjetiva o test de uso en el que cada usuario determina aspectos de estos productos como si la piel queda suave, el olor, etcétera; en definitiva, si la persona que utiliza estos productos queda satisfecha".

Retraso por el covid

"El covid nos retrasó bastante porque no podíamos tener las personas que realizaran los test. Una vez que se dio vía libre, se marcaron los turnos para evitar que se encontraran en un mismo espacio los participantes en las pruebas y todas las medidas higiénicas; ha llevado más tiempo, pero se ha hecho", explica Paula Gómez.

Lourdes Mourelle añade que  "durante todo el mes de septiembre, los usuarios han hecho uso de estos productos. Se les dio un test y la rutina que tenían que seguir para no utilizar ningún otro producto o tratamiento más que este durante ese tiempo". Por otra parte, "se les chequeó su estado antes de iniciar el uso de estas cremas y otro chequeo al final del mes para testar el resultado", subraya Mourelle.

Manuel Seoane, presidente de Adercou, hace hincapié en que  "los concellos que forman parte de Adercou son eminentemente rurales, así que esta iniciativa nos pareció una idea original, ligada a la producción local y que permitirá a nuestros apicultores sacar un mayor rendimiento a su producción".

Carmen Paula  Gómez, por su parte, destaca que "es un proyecto ilusionante porque significa un beneficio no solo para los productores de miel sino que son productos muy naturales, que cuidan la piel pero con una técnica más relacionada estrechamente con nuestra fisiología. La idea es que la piel se regenere por sí misma, mediante el uso de elementos naturales, evitando muchas sustancias químicas de síntesis".

Desde la Agrupación Apícola, su presidenta, Esther Ordóñez, explica que lo que se pretende con este proyecto "es que los apicultores tengan un aumento en su renta, porque solo las ventas de miel a veces quedan cortas en ingresos y esto aumentará sus ventas y las diversificará, permitiendo vivir del rural.

"Sí que sabemos que hay mucha demanda, pero estos productos deben tener un estudio científico que los respalde y estén debidamente certificado para respaldar su idoneidad", añade.