Ourense

El radar de tramo eliminó el punto negro de la N-525 en Coles

Ourense

Tráfico

El radar de tramo eliminó el punto negro de la N-525 en Coles

La instalación del radar conllevó mejoras en la señalización y firme de la vía

La Dirección General de Tráfico hizo ayer balance de los cuatro años que lleva funcionando el radar de tramo instalado el 1 de diciembre del 2015 en la carretera N-525, a su paso por Coles. 

Los datos son positivos.Durante este tiempo no se registraron accidentes mortales. Se produjeron un total de 29 siniestros, pero solamente uno con un herido leve. Los 28 restantes fueron colisiones contra animales. Antes de que fuera instalado el radar de tramo, según los datos facilitados ayer por la Subdelegación del Gobierno, se registraron, solo entre el 2010 y el 2015, un total de 137 accidentes, en los que perdieron la vida siete persona. Otras 17 sufrieron lesiones graves y 28 resultaron heridos leves.  

La instalación del radar conllevó mejoras en la señalización y firme de la vía, que registra una intensidad circulatoria de entre 7.000 y 8.000 vehículos cada día. 

El subdelegado del Gobierno, Emilio González, aseguraba ayer que  "hay que seguir introduciendo medidas en las carreteras que contribuyan a la mejora de la seguridad vial".  González Afonso destacó la labor que están realizando la DGT y los agentes de Tráfico para reducir los accidentes de circulación.  Referente al radar instalador en Coles, el subdelegado recordó que fue el segundo instalado en el territorio nacional, medida que no fue posible ténicamente en años anteriores.

Fomento señalizó, ademas, un tramo de la citada nacional a su paso por Coles, a la altura del colegio de enseñanza Antonio Faílde, para obligar a los conductores a reducir la velocidad y evitar  atropellos.