Descubre por qué las piernas se hinchan y cansan en verano y aprende a evitarlo

Estiramiento de piernas.
photo_camera Estiramiento de piernas.
En época de calor, las extremidades se sienten más pesadas, cuando no directamente doloridas.

El calor tiene numerosos efectos en el cuerpo y la mente humanas. Uno de ellos es que la acumulación de líquidos aumenta en esta época del año, especialmente en determinadas zonas, como las piernas, ya que el calor dilata las venas.

Las extremidades se hinchan, sintiéndose más pesadas, cuando no directamente doloridas. A esta dolencia se le denomina edema periférico, refiriéndose a la hinchazón específica de piernas y tobillos.  

Para reducir la incidencia de este problema, se recomienda seguir una vida activa, de forma que los líquidos del organismo fluyan de la manera más normal posible. Otra cuestión importante es la obesidad, ya que las personas con un importante sobrepeso sufrirán también una mayor hinchazón de piernas durante la temporada estival. 

Otros factores importantes a la hora de explicar la mayor o menor virulencia de este fenómeno son el empleo de algunos medicamentos y sus posibles efectos secundarios, los cambios hormonales (la circulación se puede complicar durante el embarazo o la menstruación), la dieta, la hidratación, el uso o no de medias de compresión que favorezcan la circulación de las piernas y la exposición durante las olas de mayor calor. 

También pueden ser muy útiles los masajes y elevar las piernas en alto durante un cuarto de hora antes de dormir, para favorecer la circulación. Se recomienda además realizar al menos 10 minutos de ejercicio cardiovascular suave al día. En cualquier caso, sí, la hinchazón de las piernas aumenta durante el verano.

Te puede interesar
Más en Sociedad