La evidencia visible de las erupciones está a kilómetro y medio de la localidad de La Restinga

Manchas con olor a azufre se acercan a la isla de El Hierro

La mancha volcánica en la costa sur de El Hierro, frente a La Restinga (pueblo al fondo de la imagen). (Foto: IGN Y CSIC)
Las administraciones de El Hierro se rebelaron hoy contra las medidas decretadas ante la situación de riesgo volcánico en la isla a los tres días de producirse la erupción submarina, cuyo reflejo era visible ayer en una mancha en el mar situada frente a las costas de La Restinga. La evacuación de la Restinga y el cierre del túnel de Los Roquillos -principal conexión entre Valverde y Frontera- enfrentó ayer a los ayuntamientos de estos dos municipios y al cabildo de El Hierro con el Gobierno de Canarias, que ostenta la dirección del Plan Especial de Protección Civil ante el riesgo volcánico.
Un pleno extraordinario en la corporación insular y una concentración ante el túnel son algunas de las medidas que tienen previsto adoptar en las próximas horas. Mientras, el Gobierno de Canarias pidió al Cabildo de El Hierro que garantice las condiciones para el tráfico en el túnel de Los Roquillos, cerrado el 27 de septiembre por riesgos de desprendimientos debido a los movimientos sísmicos que desde el mes de julio se registraron en El Hierro y que fueron previos a la erupción volcánica.

Un pescador de La Restinga definió ayer como la 'cabeza del monstruo' las manchas con olor a azufre que fueron halladas el miércoles y que supone, según los científicos, la primera evidencia visible de que se produjo un fenómeno eruptivo que esa noche al menos tenía dos focos activos.


ERUPCIÓN MÁS CERCA DE LA COSTA

Los técnicos informaron ayer de que las características de la mancha visible variaron desde el miércoles y se encuentra a casi un kilómetro y medio de La Restinga. Los expertos consideran que esa mancha en el mar 'podría asociarse a una emisión fumaroliana a profundidad mayor de 150 metros' y tiene 'características diferentes' a las observadas ayer.

La mancha es visible desde las zonas altas del municipio de El Pinar y los cambios que se detectaron tanto en su dirección como en su grosor fueron analizadas ayer, no sólo por los científicos, sino por los visitantes que acudieron a ver un fenómeno que no ocurría en Canarias desde hace 40 años, cuando erupcionó el volcán del Teneguía, en La Palma.

Entre los visitantes que no se quisieron perder este fenómeno están los pescadores de La Restinga, que tienen su flota amarrada desde que el pasado martes se decretara el semáforo rojo de riesgo volcánico en el pueblo pesquero y fuera evacuado. Ven con preocupación los efectos que la erupción puede causar en sus capturas, ya que el miércoles las manchas halladas además de un fuerte olor a azufre, estaban rodeadas de peces muertos. Ante la posibilidad de trasladar la flota hacia el puerto de la Estaca, en Valverde, los pescadores descartaron esta opción dado que la mayoría de las embarcaciones son de pequeño tamaño y no soportarían un trayecto con el mar 'alborotado'.

Para tranquilizar al colectivo, Juan Miguel Padrón, alcalde de la localidad de El Pinar, el municipio más joven de España que se creó en 2007,dijo que no se descarta una línea de ayudas a estos pescadores en caso de que la situación se prolongue en el tiempo, pero expresó su confianza en que termine lo antes posible 'porque produce impaciencia e incertidumbre' en la población.

Te puede interesar
Más en Sociedad