De la prensa deportiva al clásico Mendizábal: así fueron los exámenes de la Selectividad de Galicia

photo_camera Pruebas de Abau en el Campus de Ourense. (XESÚS FARIÑAS)
Exámenes para unos complicados, para otros sencillos. Una variedad de cuestiones que obligaron a los alumnos a enfrentarse a temas tan diferentes como los factores que condicionan el clima ola reforma agraria.

Galicia acogió el pasado martes el arranque de la segunda selectividad de la pandemia sanitaria. Una cita sin grandes incidencias, de tranquilidad y marcada por el buen funcionamiento del dispositivo de seguridad, en la que los jóvenes pusieron a prueba sus conocimientos históricos con textos sobre el Franquismo o la `Revolución Gloriosa`, sus habilidades de comprensión lectora o de análisis literario.

El conocimiento del alumnado de las medidas básicas de seguridad individual y colectiva, tras la experiencia vivida este último curso, facilitó el buen desarrollo del arranque de los exámenes, para los que la Comisión Interuniversitaria de Galicia mantuvo gran parte del dispositivo desplegado en la ABAU del año 2020, pero perfilado y adaptado al avance científico y el estudio del propio virus.

Cerca de 13.200 estudiantes se examinaron a lo largo dela pasada semana, una cifra inferior a la del pasado ejercicio pero que sigue muy por encima de los números habituales que se registran en las pruebas de acceso a la universidad de la comunidad gallega. Una plantilla de cerca de 800 profesionales estuvieron a cargo de la vigilancia y de la organización de estos tres días de exámenes.

Todos ellos se repartieron a lo largo de 43 comisiones delegadas, la mayor parte en los campus universitarios y facultades, aunque también en las tres sedes delos municipios de Viveiro, A Rúa y Cee y en otros centros adscritos para alumnos con necesidades de apoyo o para aquellos estudiantes que, por contar una discapacidad reconocida, necesitan equipos o sistemas específicos.

Pero números a parte, la importancia estaba en el papel. Negro sobre blanco estaban las preguntas tan esperadas y temidas. Y negro sobre blanco se plasmaron las respuestas. Exámenes para unos complicados, para otros sencillos. Una variedad de cuestiones que obligaron a los alumnos a enfrentarse a temas tan diferentes como los factores que condicionan el clima, la reforma agraria, la prensa deportiva aplicada a las matemáticas o las letras de Rubén Darío.

Lingua galega

El protagonismo fue para "Senlleiras", un libro de Antía Vázquez. En base a un fragmento giró un examen compuesto por 6 preguntas de 2,5 puntos cada una, de las que se podía responder un máximo de 4.

Lengua castellana y literatura

Antes de escribir, los alumnos también tuvieron que leer. Los textos de El País o Rubén Darío sirvieron para dar forma a un examen de 8 preguntas de 2 puntos, de las que se podría responder a un máximo de 5.

Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales

"Nunha poboación o 45 % son homes. O 27% desa poboación resulta ser home e lector de prensa deportiva, mentres que un 38.5% é muller e non lectora desa prensa". Así comienza uno de los problemas de los 6 que tenía el examen, todos puntuando 3,33. Los 3 primeros realizados serán los corregidos. 

Fundamentos del Arte

Friedrich, Dalí, Hockney y Mondrian fueron los autores que pasaron por delante de alumnos y alumnas. Análisis de una obra de cada uno para demostrar conocimientos.

Historia

Se ha hablado mucho de La Gloriosa o el franquismo, pero otro de los que no faltó a la cita fue Mendizábal con su desamortización. Un clásico en estos menesteres. Un examen con 4 preguntas, se tenían que contestar 2 y cada una valía 5 puntos.

Filosofía

Otro de los exámenes donde los clásicos más clásicos no fallaron a su cita. Las reflexiones de Descartes o Platón sirvieron para calibrar los conocimientos del alumnado en una prueba donde había 4 opciones y solo se podía elegir una.

Te puede interesar
Más en Sociedad