La Región

Ucrania: la mejor opción para la gestación subrogada

No todas las parejas han sido bendecidas con la posibilidad de concebir a un hijo de forma natural.
Ucrania: la mejor opción para la gestación subrogada

Afortunadamente, en la actualidad este impedimento no es definitivo, gracias a la ciencia y a opciones confiables como la gestación subrogada en Ucrania.

La gestación es uno de las Nuevas Tecnologías Reproductoras, o NTRs (como se le conoce, por sus siglas en inglés) más populares.

Consiste en un contrato que se realiza a petición de los llamados padres previstos (o naturales). 

En este procedimiento, las parejas cuentan con múltiples opciones, dado que existen planes donde ambos padres pueden aportar su material biológico, o en los que solicitan una donación de óvulos o esperma (según sea necesario), en caso de que tengan problemas reproductivos.

Posteriormente, los especialistas fecundarán a la madre sustituta gracias a un procedimiento de fecundación in vitro (FIV).


Ucrania: la mejor opción para la gestación subrogada


Para comenzar: es legal. Ucrania cuenta con una de las legislaciones más avanzas relacionadas con esta práctica médica. 

En cuanto a la gestación subrogada, el marco legal de Ucrania es mucho más desarrollado en comparación con el de otros países de Europa. 

La mayoría de los países prohíben la subrogación por completo, o permiten acuerdos de subrogación solo si el sustituto no está pagado. 

Para aquellos estados que permiten la subrogación, las leyes generalmente otorgan todos los derechos parentales al sustituto hasta que un proceso judicial (como una orden parental) pueda transferir los derechos del sustituto a los padres potenciales. 

Esto quiere decir que en estos lugares la madre sustituta puede quedarse con el bebé. Esta situación no se presenta en Ucrania.


Leyes y regulaciones específicas


La maternidad subrogada en Ucrania se encuentra regulada por diferentes leyes, entre las cuales destaca el decreto número 787 del Ministerio de Salud, el cual trata sobre “la aprobación del procedimiento para el uso de tecnologías de reproducción asistida”, en el país. También tiene importancia el artículo 123 del Código de Familia.

De igual modo, la subrogación en Ucrania se regula en mayor profundidad gracias a las pautas establecidas en la Orden 24 del Ministerio de Salud, que protegen al sustituto y buscan asegurar un resultado favorable durante todo el proceso.

Estos requisitos para madres sustitutas establecen lo siguiente:

  • Tener entre 25 y 35 años. 
  • Ser madre natural de al menos un hijo.
  • Estar mental y físicamente capaz de convertirse en una madre sustituta. 
  • No debe tener relación con los padres previstos. 
  • Se debe firmar un acuerdo legal de subrogación entre los padres previstos y el sustituto.
  • Su estado civil es irrelevante.

Desarrollo tecnológico


Por otro lado, existe otra razón fundamental: tecnología avanzada que incrementa considerablemente las probabilidades de éxito de una gestación subrogada.

Como cuenta con el respaldo de las leyes, las empresas médicas desarrollan instrumentos y procedimientos especializados que incrementan los casos de éxito. De esa forma, las parejas que desean tener hijos y ampliar su familia disponen de un mayor apoyo.

En ese sentido, ilaya es una clínica de fertilidad que se ha destacado por acompañar a las parejas en todas las etapas que deben atravesar hasta que logran su ansiado objetivo: tener un hijo.

Ahora bien, seguramente te estarás preguntando a qué se debe esto. Te lo explicaremos a continuación.


¿Por qué ilaya es una alternativa segura para realizar una gestación subrogada en Ucrania?


Desde que se fundó en 2011, ilaya ha desarrollado un servicio integrado para asesorar parejas de todo el mundo. Esto incluye:

  • Asistencia personalizada: cada paciente tendrá un asesor especial para su caso.
  • Personal bilingüe: de esa forma, el idioma no será una barrera que impida alcanzar los objetivos.
  • Oficinas modernas: centros de diagnóstico y tratamiento con equipos de última generación.
  • Banco criogénico propio: de esa forma, los pacientes y donantes podrán almacenar su material biológico durante un tiempo ilimitado. 
  • Planes de pago personalizados: al igual que ocurre con las situaciones médicas, ningún caso es similar a otros desde el punto de vista económico. Por eso, se desarrollan planes de pago que se adaptan a las circunstancias de cada paciente.

Razones para realizar una gestación subrogada en Ucrania


Como hemos explicado a lo largo de este artículo, las parejas interesadas en este procedimiento médico y legal pueden considerar a este país como una opción viable por múltiples razones: 

  • Apoyo explícito de la legislación local, lo cual ha convertido a Kiev en un centro de subrogación internacional. 
  • Sus leyes son modernas.
  • Los contratos de subrogación para parejas heterosexuales casadas están respaldados por una legislación federal.
  • Tanto la donación de embriones como la de óvulos se encuentran reguladas por las leyes.
  • Si tienen la intención de ingresar al país para realizar una subrogación, los estadounidenses y los europeos no necesitan de una visa para ingresar a territorio ucraniano. Kiev tiene una larga historia ayudando a parejas sin hijos a formar familias. 
  • Durante mucho tiempo ha sido un destino atractivo para la adopción internacional. 
  • Desde 2009, es una opción importante para quienes consideran la subrogación en el extranjero.
  • Las parejas pueden hallar de forma sencilla donantes de espermatozoides y óvulos, y con un detalle fundamental: a precios asequibles.
  • Aproximadamente 95% de la población desciende de europeos.
  • Las madres sustitutas se encuentran en estándares de vida altos, con condiciones de vida higiénicas y seguras. También consumen alimentos saludables. 
  • La Organización Mundial de la Salud afirma que Ucrania presenta escasos casos de bajo peso al nacer y mortalidad infantil. 

¿Qué tipos de subrogación existen?


En líneas generales, se pueden clasificar la siguiente forma:

  • Comerciales: la madre sustituta recibe el pago por sus servicios en forma de honorarios y gastos. 
  • No comerciales: una mujer ofrece llevar un bebé para la otra, sin necesidad de contrato y sin compensación financiera solicitada.
  • Genética: la mujer dona su propio óvulo y se insemina con el esperma del hombre encargado.
  • Gestacional: mediante FIV, se inserta un embrión en el útero de la madre comisionada. El embrión se produce con el óvulo y el esperma de la pareja comisionada, y en algunos casos gametos o células reproductoras donadas.