Al PSOE le entran los nervios ante el 10-N

Al PSOE le entran los nervios ante el 10-N

Hasta hace bien poco, el PSOE no veía ninguna amenaza en el partido de Errejón de cara a las próximas elecciones generales, e incluso le veía con buenos ojos como un posible socio de gobierno, pero los movimientos de Más País en las ultimas fechas parece que les está descuadrando.

El partido que lidera Pedro Sánchez, hasta ahora, solo había contemplado una posible fuga de votos de Podemos a favor de Más País, pero está empezando a considerar que también pudo haber traslado de votos del PSOE a Más País, y eso sí que es un serio motivo de preocupación, porque no entraba en sus cálculos.

Las últimas encuestan señalan que e PSOE está estancado e incluso que podría perder algún escaño, pero en el partido creían que lo poco que les podría quitar Más País lo compensarían con creces por el crecimiento que tendrán por el centro y por los votantes de Ciudadanos. 

Sin embargo su discurso más reciente ha cambiado considerablemente de signo y ya no ven a Más País como un posible aliado si no como un “enemigo” en potencia.  Así lo venían manifestando en privado varios dirigentes socialistas y así lo hecho públicamente la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que cargó contra Errejón porque, dice, que “forma parte del lío de Podemos. Son gente que solo les interesa el poder y muy poco el interés de las personas”. 

O es un espejismo o al PSOE le han entrado los nervios ante el vértigo de las elecciones que se presentan moviditas.