Portada

El despropósito de la vacunación

Cartas al director

El despropósito de la vacunación

No valen excusas. La responsabilidad es de las comunidades autónomas y, salvo excepciones como Canarias o Asturias, lo están haciendo fatal. La peor, como no, Madrid. Una vez más y para confrontar, se quejaron de no tener vacunas suficientes y en los primeros días solo pusieron el 6% de “las pocas” que recibieron. Sabían que habría festivos y que necesitarían personal y no hicieron nada. Y como siempre, no solucionan nada para tener una excusa para privatizar, es decir, para trasvasar a espuertas dinero público a manos privadas. Todo el mundo puede equivocarse. Que lo digan y corrijan. Pero no, lo que me supera del Partido Popular es que lo hace mal a propósito y jamás dice haberse equivocado, sino que culpa a todo el mundo y solo para cumplir su privatizadora hoja de ruta. Una vergüenza. Tampoco comprendo que exista un sector importante de la población que, aun así, piense en otorgarles su voto.
Ver para creer. Si la vacuna es lo que nos va a salvar, economía incluida, ¿a qué esperan?