Portada

Caer en la trampa

Cartas al director

Caer en la trampa

Los discursos de los partidos políticos en las campañas electorales quieren hacernos creer a los electores que ellos tienen “la llave” para lograr una buena vida para los ciudadanos. La experiencia nos demuestra cuan alejados estamos de esa realidad. Después de tantos años de democracia las posibles metas que impulsó la Transición siguen estando muy lejanas. Algunos dudan del mismo instrumento de la democracia para una vida con menos desigualdades y más justicia. Vázquez Montalbán decía con ironía gallega “contra Franco vivíamos mejor”.

Además, las elecciones son también un instrumento de educación política. Los electores tienen así ocasión de revisar la agenda política de los diversos partidos y confrontar otros puntos de vista alternativos. Y éstos, tratar de convencer de que sus propuestas son las más adecuadas para conseguir una mayor felicidad. Sin embargo, en ocasiones, es fácil caer en la trampa de ofrecer lo que realmente no se puede cumplir. El pueblo gallego, después de tantos años de sufrimiento y marginación y de tantas revoluciones frustradas, se ha dotado de un segundo sentido que le hace desconfiar de aventuras, al mismo tiempo que logra un realismo temperado mucho más matizado que algunos dirigentes políticos.

La campaña electoral, aun teniendo presentes las condiciones anómalas impuestas por las circunstancias, ha sido muy pobre. Se ha dado prioridad al factor espectáculo en detrimento de la exposición de los problemas reales y sus posibles soluciones. Son maneras interesadas para hacer que el ciudadano se desentienda de la política real. Pero ello pasa factura.

En ese deseo de saber se echa en falta el debate sobre los problemas fundamentales que siguen persiguiendo a los gallegos desde siempre: la falta de reconocimiento de su identidad, los problemas acarreados por un estado de bienestar diezmado por los persistentes recortes en los derechos fundamentales, educación, sanidad, derecho a la información, en la investigación biomédica, la falta de un proyecto de formación del profesorado de todos los niveles. ¿Qué proyectos tienen para los jóvenes? Después de lo que hemos visto, ¿para los mayores se busca otra solución que no sean las actuales residencia de ancianos?

Imprevisión

Ayuso, que llegó tarde en la obligatoriedad del uso de mascarillas y al no vigilar su cumplimiento la gente hace lo que quiere, lleva meses faltando…
chevron_right