Portada

Elementos esenciales del cambio

Cartas al director

Elementos esenciales del cambio

Ya estamos al comienzo de lo que se avecina. Según el informe del Banco de España las mujeres y los menores de 35 años son los que están sufriendo en mayor medida las consecuencias de la emergencia económica y señala un probable repunte de la desigualdad en los próximos trimestres.

Los mensajes son claros y el Banco de España cree que para mitigar el impacto social de la crisis debe seguirse con las reformas estructurales para relanzar el mercado de trabajo así como continuar con medidas como el ingreso mínimo vital con el objetivo de mantener las rentas.

También incide en la importancia del papel de Europa para superar la crisis y considera que la propuesta de la Comisión Europea para crear un fondo de recuperación “resulta fundamental aprobar cuanto antes este fondo, que, además, debe contar con un tamaño proporcional a las necesidades de financiación generadas por la pandemia”.

El Gobierno lo tiene claro, tal como apuntan las medidas que está tomando y la dirección de las propuestas que quiere consensuar para poner en marcha el plan de recuperación que requerirán los nuevos retos sociales.

Propuestas aparte, por lo que proponen otros grupos políticos, creo que nosotros, los ciudadanos, tenemos que decidir por nosotros mismos, no podemos dejarnos llevar por el todo funcionará mejor; y debemos seguir unidos y, si es necesario, guardando las medidas de seguridad, salir a la calle, el lugar donde podemos manifestar nuestro acuerdo o rechazo.

Sé que esta observación podría ser catalogada por algunos como una provocación. No les hagamos caso y permanezcamos atentos a lo que los diferentes grupos políticos proponen para apoyarles si va en la dirección adecuada, y en caso contrario conjuguemos nuestros esfuerzos para manifestarles que no estamos de acuerdo y sepan exactamente lo que queremos y lo que despreciamos.

No olvidemos que la participación política ciudadana ha sido siempre determinante para la construcción de la democracia. Seamos inteligentes, hagámoslo sosegadamente, sin acritud, pero actuando contundentemente. Lo más difícil, pero también mucho más gratificante, es convertirnos en “elementos esenciales del cambio”. Paulo Coelho nos dice que la posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.