Imprimir

El buen tiempo llenó las pozas del Miño tras las inundaciones

La Región | 25 de enero de 2016

La zona de baño de Outariz registró un aspecto similar al de cualquier mes de verano.
La zona de baño de Outariz registró un aspecto similar al de cualquier mes de verano.

Las huellas de la crecida, que se reflejan en A Chavasqueira, no impidieron el baño generalizado

La ciudad por fin se tomó un respiro tras unos primeros días de año donde los cielos nubosos y las lluvias intensas fueron los protagonistas. Los primeros rayos de sol de 2016 coincidieron en pleno fin de semana, de ahí que muchos ourensanos retomasen las actividades de ocio al aire libre.

Un buen ejemplo de ello fue la vuelta al ajetreo en las pozas del Miño, que hace solo dos semanas se encontraban sumergidas, en plena crecida del río tras el temporal que padeció la provincia. Decenas de personas no dudaron antes la jornada de cielos despejados y las temperaturas agradables de las horas centrales del día –ayer se registraron unas máximas de 20 grados– para disfrutar de uno de los primeros bronceados de 2016.

No obstante, las huellas de la crecida del Miño todavía estaban presentes en los recintos termales públicos. Las pozas de A Chavasqueira todavía lucían ayer el precinto de seguridad colocado por Protección Civil de Ourense cuando estas fueron 'víctimas' de la subida de niveles del río a causa de las lluvias. Sin embargo, las charcas y su entorno muestran ya su estado habitual, como sus usuarios pudieron comprobar.

Río abajo, las pozas de Outariz también registraban una estampa similar. La zona de baño del espacio termal también mostraba una imagen inusual para tratarse de mediados de enero, pero en este caso sí se hacían palpables las consecuencias de la riada, dado que el espacio de baño más próximo a la ciudad se encontraba vacío, mientras la actividad, notable como en A Chavasqueira, se concentraba en las charcas del oeste.

Pasando al ámbito privado, y al margen de crecidas o no del río, el gerente de las termas de A Chavasqueira y Outariz, Pablo Villuendas, señala que la actividad "está siendo tranquila" con el arranque del nuevo año, pero añade que el buen tiempo del fin de semana también incrementó el número de usuarios de los servicios que oferta el recinto. Sin embargo, reconoce que "se está notando la cuesta de enero".

Pero el mal tiempo regresa de nuevo hoy. La semana comenzará intermitente, según Meteogalicia, que prevé una mañana de lunes lluviosa, pero que irá mejorando progresivamente, al menos hasta la noche del miércoles. Las que no volverán por el momento serán las inusuales temperaturas de estos días, ya que el mercurio se quedará como máximo en los 16 grados.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección https://www.laregion.es/articulo/ourense/buen-tiempo-lleno-pozas-mino-inundaciones/20160125071119595204.html


© 2020 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons