Imprimir

El oro que forjó la Galicia romana

La Región | 11 de noviembre de 2018

Recreación de una de las etapas para separar el oro usando una batea.
Recreación de una de las etapas para separar el oro usando una batea.

El geólogo Óscar Pazos presenta un libro donde muestra cómo la minería del oro propulsó a Gallaecia como provincia del Imperio Romano

Que la huella que dejaron los romanos en Galicia es palpable es un hecho. Pero existe una parte de la economía de esa época a la que "lle demos un pouco a espalda", opina el geólogo Óscar Pazos (Vigo, 1967). Se refiere al conglomerado que forman las centenares de minas -como la que se encuentra en Oira, todavía descatalogada- que construyeron los romanos cuando descubrieron el potencial minero que había en esta zona de Hispania, especialmente de oro.

"O outro día estiven nun congreso e un experto falaba de que en Galicia debe haber 800 minas, pero isto é moi difícil de calcular porque non se sabe onde empeza unha e remata outra: están por todo o territorio". Pazos empezó a sumergirse en este mundo hace 6 años y fruto de su trabajo de investigación nació "A invención da Gallaecia e a minaría do ouro", un libro para "ensinar que a relación entre a minería e a formación da provincia romana de Gallaecia é fundamental", explica o estudoso. Presentará su obra el próximo martes, a las 19,30 horas, en el Marcos Valcárcel, sede temporal del Ateneo de Ourense.


El poder político del oro


La obra recoge un amplio recorrido por las entrañas de la economía, la cultura y la política que aplicaron los romanos en Gallaecia. "Aproveitaron a produción do ouro como unha forma de integrar aos galaicos, que consideraban bárbaros, co resto da provincia e coa economía do imperio", cuenta Pazos.

La exportación de oro llegó a ser más de la esperada en un principio por los colonizadores: "O ciclo de produción superou todas as expectativas, nunca antes no mundo se fixera algo así; Gallaecia levou moita riqueza a Roma". Por ello, los romanos debían mantener el control sobre los autóctonos, que eran los que trabajaban en las minas, y les concedieron derechos políticos, como la ciudadana latina.

La ingenería romana para extraer el mineral dependía del agua para obtenerlo, empleando "bateas que se moven ata que só queda o ouro, imitando o proceso natural do río", una etapa dentro de todo un entramado de diferentes técnicas.

Pazos sigue sorprendido con los hallazgos de su investigación. "Pódese dicir que entre A Garda e o nacemento do Sil hai só unha mina, porque se repiten constantemente!". El Montefurado de Quiroga, Pentes, Corcoesto o la zona del Eo son una ínfima parte de ejemplos del patrimonio que nos dejaron los romanos.

Lugar: Marcos Valcárcel

Fecha: Martes 13, a las 19,30 horas

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/agenda/oro-forjo-galicia-romana/20181110235812835238.html


© 2019 La Región

© La Región S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons