Opinión

El debate de los despropósitos

Opinión

El debate de los despropósitos

El debate celebrado en la CRTVG con motivo de las elecciones del 12 de julio ha sido el debate de los despropósitos. Porque un despropósito fue convocar a partidos sin ninguna representación en Galicia, despropósito fue colocar en lugar preferente a un partido distinto del que obtuvo la segunda plaza en las elecciones de 2016 y un despropósito ha sido el mismo desarrollo de un debate soporífero, excesivamente largo y, en fin, muy poco útil para los electores.

La legislación electoral indica la participación de candidaturas significativas que no dispongan de representación. ¿Son Vox y Cs significativas en Galicia? Claramente no, por lo que no debieron tomar parte en el único debate general que se va a celebrar en estas elecciones. Además, no parece muy correcto, con la ley en la mano, situar a En Marea Galeguista como la segunda opción en esta contienda, pues, sencillmente, no es la misma candidatura que obtuvo aquel buenísimo resultado hace cuatro años.

 Así las cosas, solo se podía esperar lo que pasó: ausencia de claridad, falta de rigor, descolocación de los candidatos y propuestas sin ningún sentido. Cada una de las formaciones que van a obtener diputados en O Hórreo fue a lo suyo y, entre todos, sepultaron un debate magníficamente organizado y presentado por la Radio y Televisión de Galicia.