Opinión

Destellos

Opinión

Destellos

Decía Juan Tallón que en el mundo del fútbol es imposible "vivir de una sola manera durante mucho tiempo". No es que haya épocas buenas y malas "sino minutos". De tal forma que cuanto le pueda ocurrir a un equipo "parezca ser una sucesión de destellos, dañinos y favorables que se entremezclan". Así puede entender, sus seguidores, el partido y victoria del COB ante el Oviedo. Acierto asturiano de inicio, igualdad, ventaja ourensana (llegó hasta los 18 puntos) y un final sumamente ajustado. Hiperónimo de ba-lon-ces-to.

Como un si de un buen "jazzmen" se tratara, Gonzalo García de Vitoria tiene muy claro el "concepto" - muy al estilo del sello Blue Note que diría el ciudadano Noguerol-: "Juntarse para tocar, confiando en las afinidades, alternando temas ajenos con composiciones propias". Puede el COB compartir sistemas pero el esfuerzo y el respeto al grupo son valores inherentes e innegociables para el técnico. Por ahí labra sus resultados... y van tres de tres.

Hay jugadores especialmente vehementes y otros como Óscar  Alvarado (11 asistencias) eficaces conductores en el engranaje de un equipo. Tendrán los seguidores del COB que adaptarse a esa montaña rusa de emociones que pueden representar Balaban -más de gestos que de palabras, plasmado en unos conceptos propios de la escuela serbia que le permiten sostenerse ante pívots más físicos-, Wood o Edu Martínez en la dificultad de su "fuego graneado". El seguro en esta ocasión fue Van Wijk.