Opinión

Estadística o resultado

Opinión

Estadística o resultado

Uno recuerda, temporadas atrás, como los entrenadores acudían a la rueda de prensa posterior al partido estadísticas en mano, sin posibilidad de seguimiento on-line, como base argumental irrebatible -tanto en la derrota como en la victoria- a sus comentarios de cómo se había desarrollado el juego. 

Lo que podía ser la teoría de la estadística. De tal modo, imitando a un imaginario técnico del COB, tras el triunfo en Cáceres (68-69), "leeríamos" que el buen porcentaje en el tiro (54 % por el 42% del Cáceres en tiros de campo, más el 83 % en tiros libres por el 58% del Cáceres) fue determinante en una victoria que se complicó por "no cerrar nuestro rebote" -hasta 16 rebotes ofensivos cedidos- y "las pérdidas de balones". Estudio revelador de lo que fue la actuación del pívot ourensano Darko Balaban: capaz de ser el máximo anotador del partido (19 puntos), con "0" rebotes -teniendo la altura...¡joder solo hay que saltar!- y hasta seis pérdidas. Con una última pérdida que bien pudo ser decisiva, para al final conseguir la canasta ganadora.  

Estudio estadístico que podría contar con el anexo, firmado por Red Auerbach, "...como soportar a un jugador con buen manejo de balón, pero con miedo en la cancha" o el tratado propuesto por John Wooden "difícil ser un gran equipo sin defensa y rebote". 

Todas quedan solapadas de inmediato por el revolucionario estudio del profesor Bernardo, "yo fui el primero en descubrir que si anotas un punto más que el rival, ganas el partido". Sin más.